Ir a contenido

TRANSPORTE

Uber extiende el servicio a casi 70 poblaciones de Barcelona tras sumar 200 nuevas licencias VTC

Las empresas de VTC que trabajan con Uber buscan 400 conductores

Josep M. Berengueras

Un coche de Uber en Barcelona.

Un coche de Uber en Barcelona.

Uber, que relanzó su servicio el pasado marzo en Barcelona con unos 120 vehículos, hace caso omiso de los posibles efectos del decreto sobre VTC del Gobierno y redobla su apuesta por Catalunya. La compañía ha anunciado que en las próximas semanas sumará más de 200 nuevos vehículos a su flota en Barcelona, y que amplía el radio de cobertura a casi 70 poblaciones del área metropolitana, el Vallès Occidental y parte del Maresme.

"Estamos muy contentos con la acogida que ha tenido UberX en Barcelona. Los resultados están superando nuestras mejores previsiones y queremos seguir creciendo de la mano de Barcelona y de los barceloneses", destaca Juan Galiardo, Director de Uber en España. La firma, que trabaja con compañías que poseen licencias de VTC y que permite pedir un coche para un transporte desde una app, destaca que la demanda en Barcelona "se ha multiplicado por tres" desde que inició operaciones, y que han logrado reducir los tiempos de espera hasta los "seis minutos de media".

Ahora, para hacer frente al aumento de la demanda y gracias a la concesión de licencias VTC que se están logrando en los juzgados, la firma ampliará los vehículos con los que trabaja y la zona donde se podrá pedir un Uber. Así, además de en Barcelona ciudad, los coches de la firma operarán en 28 de 36 municipios del área metropolitana (todos excepto Begues, Cervelló, Corbera, La Palma de Cervelló, Sant Andreu de la Barca, Sant Climent de Llobregat y Torrelles de Llobregat), todo el Vallès Occidental y el Maresme hasta Mataró. En total, suma pues más de 60 localidades donde el servicio estará operativo.

Las empresas de VTC que se sumarán a la plataforma están en estos momentos buscando más de 400 conductores.

"Queremos convertirnos en un aliado a largo plazo de todas las ciudades en las que estamos presentes y, para conseguirlo, es esencial la colaboración con el sector del taxi local. Como anunciamos recientemente, queremos abrir la plataforma de Uber al taxi en varias ciudades españolas, entre las que se cuenta Barcelona", agrega Galiardo.

El decreto

El anuncio de Uber se produce después de que el pasado 28 de septiembre el Consejo de Ministros aprobara el decreto ley que modifica la ley de ordenación del transporte terrestre (LOTT) y que regula la actividad de las VTC.

El texto, que se preveía como un golpe al sector de los vehículos de transporte con conductor, finalmente dio una moratoria de cuatro años (más dos ampliables) antes de que sean las comunidades autónomas (y también los ayuntamientos) los que puedan decidir cuántas licencias renuevan o incluso si no renuevan ninguna. Este periodo transitorio sirve, pues, para evitar un alud de reclamaciones de los propietarios de licencias, que según la patronal del sector (Unauto), calculaban en 3.500 millones el coste de las indemnizaciones.

Preguntado sobre la afectación del decreto a las futuras operaciones de Uber, un portavoz de la firma aseguró: "Nuestro compromiso a largo plazo con España se mantiene invariable. Creemos firmemente que a través de la colaboración con distintas alternativas de movilidad, las administraciones públicas y el sector del taxi alcanzaremos nuestro objetivo común: que cada vez más gente deje su coche en casa". Y agregó: "Confiamos en que las comunidades autónomas aprovechen esta oportunidad para regular en favor del interés general. En ese sentido, las asociaciones mayoritarias de taxi y algunos gobiernos autonómicos ya han expresado su voluntad de flexibilizar la regulación del taxi para modernizar el sector y fomentar un modelo de coexistencia entre el taxi y la VTC".

Temas: Uber Taxis