Ir a contenido

Sentencia hipotecas

Miles de personas protestan ante el Supremo por la "vergüenza" del fallo de las hipotecas

La solución de Sánchez no es suficiente para muchos ciudadanos que se quedan sin recuperar su dinero

Sara Ledo

Manifestación de este sábado frente a la sede madrileña del Tribunal Supremo.

Manifestación de este sábado frente a la sede madrileña del Tribunal Supremo. / DAVID CASTRO

La decisión del Gobierno de que el pago del impuesto de los actos jurídicos documentados (AJD) corresponda a partir de ahora a la banca –este sábado ha entrado en vigor el decreto ley- no ha sido suficiente para evitar que miles de ciudadanos salieran a la calle de muchas ciudades, entre ellas Madrid y Barcelona, para protestar por el fallo del Supremo que deja a "millones" de hipotecados sin recuperar su dinero.

A gritos de "vergüenza, vergüenza" se han congregado más de un millar de personas frente a la sede del Tribunal Supremo en Madrid, convocados por Izquierda Unida y Podemos, cuyo secretario general, Pablo Iglesias, ha encabezado la concentración. "Lo que ha pasado es una vergüenza, es un atentado a la separación de poderes, es un atentado a la democracia española", ha dicho Iglesias a los medios de comunicación.

Las concentraciones se replicaron en las principales ciudades españolas

El líder de Podemos ha estado flanqueado por su compañera de partido y portavoz adjunta, Ione Belarra, el secretario general de Izquierda Unida, Alberto Garzón, y Pedro del Cura, el alcalde de Rivas-Vaciamadrid, pueblo que desató el escándalo al recibir una sentencia favorable por un préstamo que pidió para la construcción de viviendas públicas.

"En este país se han producido más de 700.000 desahucios y entorno a 20 sentencias del tribunal europeo criticando la legislación española y nunca una sala judicial ha considerado interesante reunirse para ver qué estaba pasando con la legislación española, sin embargo, cada vez que tose un banco se pierde todo", protestaba el portavoz de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH), Paco Morote.

'La banca nunca pierde'

Portando pancartas que rezaban "suprema cagada" o "justicia y banca al Reformatorio", las más de mil personas que se agruparon en la Plaza Villa de París en Madrid se mostraban poco convencidas con la solución de Pedro Sánchez de que de ahora en adelante sean los bancos los que paguen el impuesto. "La banca nunca pierde", aseguraba Mari Carmen Alcázar delante de su hermana Pilar y sus hijas pequeñas. Ellas decidieron formar parte de esta protesta para que los jueces "vean que lo que han hecho está fatal", aunque convencidas de que serán los ciudadanos los que seguirán pagando el impuesto. Una opinión compartida por Félix Horcajada, que cree que "la banca va a subir las hipotecas para recuperar el dinero que les van a quitar". 

"Suprema cagada" rezaban algunas pancartas

Tampoco Iglesias confía en el Real Decreto Ley como una solución: "es un paso, pero no es suficiente", dijo. "Hay que hacer una ley en línea con lo que dijo la sala competente del Tribunal Supremo: que a los españoles les deben dinero, que los españoles tienen que cobrar el dinero que se les debe y que tienen que pagar os bancos", añadió.

Por su parte, la portavoz de Facua, Ángeles Castellano, también se mostró "escéptica" ante la decisión de Sánchez que teme que se acabe convirtiendo "en papel mojado".

Muchos motivos para protestar

"Esta economía es pura hipocresia" o "hace falta ya una huelga general" fueron otros de los cánticos que sonaron durante una concentración para protestar contra la sentencia del Supremo, que ha servido también para mostrar el inconformismo y la indignación de la ciudadanía ante otras problemáticas como el derecho a una vivienda digna, a unas pensiones en condiciones, o a un trabajo no precario.

Entre los colectivos congregados, además de representantes de la PAH y Facua, también hubo representantes de los sindicatos CCOO y UGT, asociaciones de pensionistas, juventudes comunistas o los trabajadores de Coca Cola.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.