19 sep 2020

Ir a contenido

advertencia

El Banco de España avisa de que subir el salario mínimo perjudicará el empleo de jóvenes y mayores

El gobernador advierte de que ligar las pensiones al IPC elevará en tres puntos el gasto público en el 2050

De Cos sostiene que una mayor tensión política en Catalunya no es buena para la economía

P. Allendesalazar

Detalle de la fachada del Banco de España en la Plaza de Cibeles, en Madrid. 

Detalle de la fachada del Banco de España en la Plaza de Cibeles, en Madrid.  / AGUSTIN CATALAN

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, advirtió este miércoles de que las subidas del salario mínimo interprofesional (SMI) tienen un impacto "significativo" en la probabilidad de que pierdan su empleo los jóvenes y los mayores con menor formación, dos colectivos con elevadas tasas de paro. "Sus incrementos anuales deberían diseñarse teniendo en cuenta la productividad de los trabajadores afectados y su grado de empleabilidad si se quieren evitar efectos no deseados en forma de pérdida de empleo y aumento de la desigualdad", sostuvo De Cos durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados, sin citar directamente la subida a 900 euros pactada por el Gobierno y Unidos Podemos.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Economía, el alto funcionario también advirtió de que volver a ligar las pensiones a la inflación elevará el gasto público en más de tres puntos porcentuales en el año 2050. "Garantizar la sostenibilidad financiera del sistema requerirá, por tanto, incorporar medidas adicionales por el lado de los ingresos o de los gastos" para compensar el efecto, apuntó tras alabar las reformas del 2011 y el 2013 y lamentar que los "últimos desarrollos legislativos" parezcan ir en la dirección de "relajar" varias de sus medidas. Por ello, pidió iniciativas que aumenten la "transparencia" del sistema, refuercen la relación entre las contribuciones y las prestaciones, y, en especial, mantenga un "mecanismo de ajuste automático" que garantice la sostenibilidad de las pensiones futuras.

El gobernador, asimismo, reclamó medidas que reduzcan la temporalidad y la excesiva rotación de contratos en el mercado laboral, una mayor alineación entre las condiciones salariales de cada empresa y su nivel de productividad, e iniciativas que favorezcan la conciliación laboral y familiar y fomenten la natalidad, así como "acompasar" los flujos migratorios a la demanda de perfiles profesionales. Además, consideró que los bajos resultados de algunas empresas demuestran un "cierto déficit" del grado de competencia empresarial que también debería corregirse.  

Reformas y ajustes

Hernández de Cos destacó que la economía española y la creación de empleo se están desacelerando, "en parte" por el freno de la expansión mundial. Además, subrayó que los riesgos para el crecimiento del país van en aumento. En el plano interno, citó la "fragmentación parlamentaria", que genera "incertidumbre" sobre los "necesarios" procesos de reducción del déficit y la deuda y de "nuevas reformas estructurales". También la situación política de Catalunya, que "sigue representando un riesgo adicional para la estabilidad económica, especialmente en esa comunidad". Desde el punto de vista del gobernador, "es bueno seguir alertando de que lo que sucedió en Catalunya en octubre del 2017 en términos de tensión política no es bueno para la economía".

Ante la suma de todos estos riesgos para el crecimiento económica,  De Cos pidió al Gobierno que afronte con "prontitud y determinación" la consolidación fiscal e intensifique y no revierta las reformas estructurales.

Así, De Cos destacó que la reducción del déficit de los últimos años se ha debido sobre todo a la mejora de la economía y el menor gasto en intereses de la deuda, mientras que el déficit estructural ha seguido siendo elevado. Pero advirtió de que los factores externos que favorecieron la expansión del PIB y la reducción de los tipos se están agotando. También subrayó que ha sido "escasa" la corrección de otros desequilibrios, como el envejecimiento o las "disfunciones estructurales" del mercado de trabajo. "No debería desaprovecharse el momento actual de expansión económica para realizar las reformas necesarias y ganar margen de maniobra presupuestario para afrontar futuras situaciones cíclicas adversas", defendió.