Ir a contenido

Desaceleración

El crecimiento en la zona euro pierde ritmo hasta su nivel más bajo desde el 2014

El PIB de los países de la moneda única aumenta el 0,2%, dos décimas por debajo que el resto de trimestres del año

Los expertos señalan a la inestabilidad política de Italia y al estancamiento de la economía alemana como principales responsables

Gabriel Ubieto

Imagen de la fachada del Parlamento europeo, en Bruselas.

Imagen de la fachada del Parlamento europeo, en Bruselas. / THIJS TER HAAR (FLICKR)

El crecimiento del producto interior bruto (PIB) de la zona euro bajó dos décimas en el tercer trimestre del año, al 0,2% desde el 0,4% mantenido durante los tres meses anteriores. Dicha desaceleración deja el menor ritmo de expansión de la economía del euro desde el segundo trimestre del 2014, según los datos preliminares publicados este martes por Eurostat. Los expertos consultados coinciden en que las cifras reflejan una desaceleración generalizada en toda la UE y que la inestabilidad política en Italia y el estancamiento económico en Alemania son los principales factores explicativos.

En comparación con el tercer trimestre del año pasado, el PIB de la zona euro registró un crecimiento del 1,7%, medio punto porcentual por debajo del dato correspondiente al segundo trimestre. Este se trata del peor dato de crecimiento interanual de la eurozona desde el cuarto trimestre de 2014. "Veníamos de un crecimiento excepcional durante el pasado año, el más alto desde el estallido de la crisis", analiza el catedrático emérito de la UAB Josep Oliver.

En el conjunto de la Unión Europea (UE), el crecimiento del PIB en el tercer trimestre se moderó al 0,3% desde el 0,5% observado entre abril y junio, registrando así la expansión más débil desde mediados de 2016, mientras que el crecimiento interanual del tercer trimestre fue del 1,9%, dos décimas menos que en el trimestre precedente. El director de coyuntura y economía internacional de Funcas, Raymond Torres, lo explica a través de la inestabilidad política en Italia y el estancamiento económico alemán. Por el contrario, espera que la mejoría de Francia y la menor desaceleración en España actuarán como contrapeso en futuros trimestres. 

El profesor del departamento de economía y finanzas de Esade, Josep Comajuncosa, coincide con el diagnóstico y refuerza la importancia del efecto italiano. "Si no se consigue consensuar un presupuesto que contente a la UE y al Gobierno italiano, ello puede generar una crisis del euro parecida a la del 2012", considera.  

En su última comparecencia ante la prensa, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, admitió que los últimos datos muestran una evolución de la economía de la zona euro "algo más débil de lo esperado", aunque el presidente del BCE expresó su confianza en que únicamente se trate de "un impulso más débil, no de un retroceso", señalando que los miembros del Consejo coincidieron en señalar que los riesgos para la economía "están equilibrados".

También bajan las expectativas

La desaceleración de la economía convive con una peor percepción de su evolución futura tanto de los consumidores y empresarios. Su confianza cayó en octubre 1,1 puntos, hasta los 109,8 puntos, según el indicador de Sentimiento Económico (ISE) publicado este martes por la Comisión Europea.

En el conjunto de la Unión Europea (UE) también se registró un descenso, de 0,8 puntos, hasta los 110,4 puntos.
España fue el único país en registrar un aumento claro en la confianza entre las grandes economías de la moneda única, con una subida de 1,9 puntos, pasando de 105,5 a 107,4 puntos, que contrasta con las caídas sufridas en Alemania (-1,3), Países Bajos (-1,3), Francia (-1,2) o Italia (-0,9).

"Tanto los pedidos industriales como los indicadores de consumo reflejan descensos, lo que nos muestra que el año próximo será de un crecimiento más moderado", pronostica Torres. 

Temas: PIB