Ir a contenido

finanzas públicas

La Generalitat mantiene sus cuentas en equilibrio

La Administración catalana cerró agosto con un ligero superávit de cinco millones de euros

Agustí Sala

El vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Pere Aragonès.

El vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Pere Aragonès. / QUIQUE GARCÍA (EFE)

La Generalitat cerró agosto con un ligero supéravit de cinco millones de euros. La Admninistración catalana, que estuvo intervenida por el artículo 155 de la Constitución de finales de octubre del año pasado a principios de junio pasado, mantiene esta tónica en lo que va de año.

Según las cifras del Ministerio de Hacienda, el saldo de caja de la Genralitat, equivalente al 0,0% del PIB dista mucho del supéravit de 102 millones, el 0,05% del PIB, de un año atrás.

En conjunto, las autonomías cerraron los ocho primeros meses del año con un superávit de 1.689 millones de euros, el 0,14% del PIB, casi el doble del de un año atrás.

Por su parte, el déficit del conjunto de las administraciones públicas se situó en 26.674 millones de euros en los ocho primeros meses del año, lo que equivale al 1,95% del PIB, un 14,6% menos que el año anterior. Por su parte el déficit del Estado hasta septiembre se redujo hasta los 13.245 millones de euros, equivalente al 1,09% del PIB, 0,38 puntos porcentuales menos, según los datos de ejecución presupuestaria publicados este martes por el Ministerio de Hacienda.

Aumento de los ingresos del 8,3%

La reducción del déficit del Estado se debe fundamentalmente al incremento de los ingresos un 8,3%, hasta 145.233 millones de euros, frente al alza del 4,9% de los gastos no financieros del Estado, con un total de 158.478 millones hasta el tercer trimestre.

De su lado, la cifra de déficit público excluye el saldo neto de las ayudas a instituciones financieras, que a finales de agosto es positivo por importe de 66 millones, frente a los 335 millones del año anterior.

En el desglose de los datos del déficit público, la Administración Central alcanzó un déficit de 20.164 millones en los ocho primeros meses del año, el 1,66% del PIB, descontada la ayuda financiera, mientras que las comunidades autónomas registraron un superávit de 1.689 millones en agosto, frente al superávit de 728 millones del año pasado, gracias a la liquidación definitiva de 2016 con un saldo a favor de las regiones de 6.885 millones. En total, diez comundiades registraron superávit.

Los fondos de la Seguridad Social presentaron un déficit del 0,43%, un 25,6% inferior al registrado en el mismo periodo del ejercicio anterior.