Ir a contenido

Empleo

ATA alerta que una subida de la base mínima echaría a muchos autónomos del "sistema"

La asociación de trabajadores autónomos insiste en rechazar subidas de las bases mínimas superiores al 1,5% de media en 2019

Lorenzo Amor llamó a buscar mecanismos para que aquellos autónomos que no llegan a la base mínima no recurran a la economía sumergida

Sara Ledo

El presidente de ATA, Lorenzo Amor.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor. / MIGUEL LORENZO

Los autónomos insisten en rechazar cualquier subida de la base mínima de cotización superior al 1,5% de media en 2019. Y nada les va a hacer cambiar de opinión. Así de categórico se ha mostrado esta mañana el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones y Empresarios de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, que ha asegurado que en este momento "no están los autónomos para poder pagar más cotización" y ha advertido que una subida provocaría la "salida del sistema" de aquellos autónomos que no llegan a la base mínima.

"Si subimos la base mínima le complicamos la vida a aquellos autónomos que no llegan a esta base mínima. Hay muchos que facturan 800 euros, tiene que pagar 278 euros de cotización y 120 de retención fiscal, no llegan. Esta gente se sale del sistema y tenemos que buscar mecanismos para solucionar este asunto y no asfixiar al colectivo", agregó Amor durante la celebración de la XVII edición de los Premios Autónomos del Año de Ata.

Amor aseguró que desde Ata que están a disposición del Gobierno para poner en marcha desde el 1 de enero una cotización reducida para que los que tienen problema para cotizar en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) no lo tengan y tildó la prestación por cese de actividad de "fraude de ley" al permitir a los autónomos cotizar por esta prestación a sabiendas de que nunca van a poder cobrar. "No empecemos la casa por el tejado, primero establezcamos la protección y luego mejoraremos la cotización", añadió.

El presidente de ATA aprovechó para mandar un recado al Gobierno actual, que estuvo representado por la directora general de Trabajo Autónomo, María Antonia Pérez León, en detrimento de la ministra Valerio que no pudo asistir, al asegurar que con los anteriores gobiernos siempre se había obtenido un consenso fruto de un "diálogo fluido". "Poner zancadillas a los autónomos es hacer tropezar la actividad económica. Los autónomos necesitamos confianza, certidumbre y seguridad jurídica", añadió Amor.

Sobre la tarifa plana de 50 euros que el Gobierno quiere incrementar a los 75 euros, Amor se mostró "dispuesto" a analizar el impacto que ha tenido cuando al menos haya pasado un año –la medida se amplió a un año en enero de 2018- y los que empezaron en enero hayan terminado su cotización. No obstante, aseguró que "la tarifa plana facilita el emprendimiento y aflora la economía sumergida" al tiempo que pidió trabajar "por un entorno fiscal adecuado".