LAS CUENTAS DEL 2019

El Gobierno planea subir hasta el 12% la base máxima de cotización

La Autoridad Fiscal estima que la subida del salario mínimo restará 40.000 empleos

La AIReF eleva una décima el déficit previsto para el 2018 y el 2019, hasta el 2,8 y el 1,9%

José Luis Escrivá, presidente de la AIReF. 

José Luis Escrivá, presidente de la AIReF.  / AGUSTÍN CATALÁN

Se lee en minutos

ROSA MARÍA SÁNCHEZ

El Gobierno planea subir entre el 10% y el 12% la base máxima de cotización de los salarios en el 2019 como medida para obtener entre 1.000 y 1.100 millones adicionales para la financiación de las pensiones. La medida fue explicada este jueves por el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), José Luis Escrivá, durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados para dar cuenta del análisis del organismo sobre el Plan Presupuestario para el 2019 que el Gobierno ha presentado ante la Comisión Europea. Actualmente la base máxima de cotización para un asalariados está situada en 3.803,70 euros, y la mínima en 858,6 euros. 

APROBADO POR LOS PELOS

El presidente de la Airef ha venido a dar un aprobado por los pelos a las cifras de ingresos, gastos, déficit y deuda incluidas por el Gobierno en su Plan Presupuestario. Considera que el objetivo de déficit del 1,8% del PIB previsto para el 2019 es "factible", con una probabilidad que Escrivá ha cifrado en el entorno del 48% (sin apenas llegar al aprobado del 50%)

El cumplimiento de la recaudación prevista se ve como algo factible, con un 50% de probabilidad, después de tomar en cuenta la información remitida por el Gobierno a la Airef que añade el propósito de subir hasta un 12% la base máxima de cotización a la docena de subidas fiscales inicialmente presentadas por el Ejecutivo.

Desde el punto de vista de la Airef, el Gobierno ha presupuestado de manera demasiado optimista las previsiones de ingresos derivadas de las subidas de impuestos proyectadas para el 2019. Mientras que el Gobierno prevé una recaudación adicional de 7.178 millones de euros por la docena de medidas fiscales proyectadas (entre las que se incluye la 'tasa Google', el impuesto sobre transacciones financieras o la subida del diésel), la Airef rebaja esta estimación a una horquilla entre 5.078 y 6.598 millones de euros

Escrivá explicó que en pleno análisis del documento presupuestario, la Airef recibió información adicional del Gobierno sobre su propósito de subir entre el 10% y el 12% la base máxima de cotización. Tras incorporar esta información, la Airef eleva a una horquilla entre 6.078 y 7.698 millones su previsión de ingresos adicionales por las medidas anunciadas por el Gobierno.

Dudas sobre el gasto

Las dudas son mayores respecto a la previsión de gastos que ha realizado el Gobierno para el 2019. La Airef teme desviaciones al alza en autonomías y ayuntamientos y estima que se ha infravalorado en unos 100 millones el impacto de la revisión de las pensiones al IPC en el 2019 y en otros 300 millones las consecuencias de la supresión del copago farmacéutico para los colectivos más vulnerables.

El análisis que ha presentado Escrivá parte de la previsión de que el déficit del 2018 no será del 2,7%, sino del 2,8%, por la desviación del gasto en autonomías y ayuntamientos. Después de estudiar el Plan Presupuestario para el 2019, la Airef prevé un déficit del 1,9% para el año próximo, una décima por encima del objetivo del Gobierno (1,8%), aunque no deja de considerar "factible" el objetivo oficial

Salario mínimo interprofesional

En su intervención ante la Comisión de Presupuestos, Escrivá también se ha detenido en el análisis de las consecuencias macroeconómicas de la decisión del Gobierno de elevar el salario mínimo interprofesional un 22%, hasta los 900 euros en el 2019

Después de constatar las diferentes conclusiones a las que han llegado casi 80 estudios internacionales sobre los efectos ligados a variaciones en el smi, la Autoridad Fiscal ha cifrado en 40.000 puestos el impacto negativo sobre el empleo de la medida proyectada por el Gobierno

Noticias relacionadas

.

l

* Fe de errores

El Gobierno planea subir entre el 10% y el 12% la base máxima de cotización de los salarios en el 2019 como medida para obtener entre 1.000 y 1.100 millones de euros adicionales para la financiación de las pensiones. La medida fue explicada ayer por el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), José Luis Escrivá, durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados para dar cuenta del análisis del organismo sobre el Plan Presupuestario para el 2019 que el Gobierno ha presentado ante la Comisión Europea. Actualmente la base máxima de cotización para un asalariado está situada en 3.803,70 euros, y la mínima en 858,6 euros. La suma de conceptos que se aplican a esta cantidad como cotizaciones alcanza al 36,25% de la misma. Incluye, además de la Seguridad Social, el 7% para desempleo, 0,20% para el Fogasa; y el 0,70% para formación profesional. Una subida del 10% de la base máxima comportará, aproximadamente, un aumento de los costes laborales de 137 euros al mes si se incrementa el 10%, y de 165 euros, si la subida es del 12%. La cifra de asalariados afectados rozaría el millón y medio. APROBADO POR LOS PELOS El presidente de la Airef dio un aprobado por los pelos a las cifras de ingresos, gastos, déficit y deuda incluidas por el Gobierno en su Plan Presupuestario. Consideró que el objetivo de déficit del 1,8% del PIB previsto para el 2019 es «factible», con una probabilidad que Escrivá ha cifrado en el entorno del 48% (sin apenas llegar al aprobado del 50%) El cumplimiento de la recaudación prevista se ve como algo factible, con un 50% de probabilidad, después de tomar en cuenta la información remitida por el Gobierno a la Airef que añade el propósito de subir hasta un 12% la base máxima de cotización a la docena de subidas fiscales inicialmente presentadas por el Ejecutivo. Desde el punto de vista de la Airef, el Gobierno ha presupuestado de manera demasiado optimista las previsiones de ingresos derivadas de las subidas de impuestos proyectadas para el 2019. Mientras que el Gobierno prevé una recaudación adicional de 7.178 millones de euros por la docena de medidas fiscales proyectadas (entre las que se incluye la 'tasa Google', el impuesto sobre transacciones financieras o la subida del diésel), la Airef rebaja esta estimación a una horquilla entre 5.078 y 6.598 millones de euros Escrivá explicó que en pleno análisis del documento presupuestario, la Airef recibió información adicional del Gobierno sobre su propósito de subir entre el 10% y el 12% la base máxima de cotización. Tras incorporar esta información, la Airef eleva a una horquilla entre 6.078 y 7.698 millones su previsión de ingresos adicionales por las medidas anunciadas por el Gobierno. Dudas sobre el gasto Las dudas son mayores respecto a la previsión de gastos que ha realizado el Gobierno para el 2019. La Airef teme desviaciones al alza en autonomías y ayuntamientos y estima que se ha infravalorado en unos 100 millones el impacto de la revisión de las pensiones al IPC en el 2019 y en otros 300 millones las consecuencias de la supresión del copago farmacéutico para los colectivos más vulnerables. El análisis que ha presentado Escrivá parte de la previsión de que el déficit del 2018 no será del 2,7%, sino del 2,8%, por la desviación del gasto en autonomías y ayuntamientos. Después de estudiar el Plan Presupuestario para el 2019, la Airef prevé un déficit del 1,9% para el año próximo, una décima por encima del objetivo del Gobierno (1,8%), aunque no deja de considerar «factible» el objetivo oficial Salario mínimo interprofesional En su intervención ante la Comisión de Presupuestos, Escrivá también se ha detenido en el análisis de las consecuencias macroeconómicas de la decisión del Gobierno de elevar el salario mínimo interprofesional un 22%, hasta los 900 euros en el 2019 Después de constatar las diferentes conclusiones a las que han llegado casi 80 estudios internacionales sobre los efectos ligados a variaciones en el smi, la Autoridad Fiscal ha cifrado en 40.000 puestos el impacto negativo sobre el empleo de la medida proyectada por el Gobierno.