Ir a contenido

IMPACTO DE LA TECNOLOGÍA

Las 'proptech' despegan en España impulsadas por los jóvenes

El 81% de los jóvenes solo buscan piso en internet

Josep M. Berengueras

Una joven consulta un portal de Internet en una foto de archivo

Una joven consulta un portal de Internet en una foto de archivo / Elisenda Pons

Los jóvenes no conciben un mundo sin tecnología. Comprar algo en Amazon y recibirlo en dos horas, comparar precios en internet de su móvil deseado, pedir 'on line' las garrafas de agua para no tener que cargarlas hasta su piso, comprar una prenda en la red barata ni que venga de China... Si internet y los móviles han cambiado ya casi todos los sectores, ¿cómo no iban a cambiar el inmobiliario?

La palabra es 'proptech' (acrónimo de 'property'+'techonlogy'), y este tendrá un papel protagonista en el Barcelona Meeting Point, que se inaugura este jueves. La feria ha dedicado a este fenómeno emprendedor un subcongreso propio y una zona expositora, pues "España está justo en el inicio de un tsunami tecnológico que está impactando e impactará en el sector inmobiliario", explica Josep M. Piqué, presidente ejecutivo de La Salle  Technova Barcelona.

En otros países como el Reino Unido las 'proptech' hace tiempo que son parte importante del mercado. "En España, algunas 'start-ups' del sector  empiezan a tener una cuota de mercado interesante", agrega el inversor Carlos Blanco. De hecho, muchas de las 'start-ups' que están naciendo en España lo hacen replicando empresas que ya operan en otros países.

La primera oleada en 'proptech' en España son empresas que sustituyen a las clásicas agencias inmobiliarias. "La revolución ha empezado por la parte más ineficiente de la cadena, donde un intermediario cobra 12.000-15.000 euros por vender un piso. La tecnología permite hacer lo mismo por mucho menos dinero", destaca Blanco. Son empresas como HousfyHousell Cliventa, que facilitan la venta de pisos 'on line' ahorrando las comisiones del 3%-5% sobre el precio de venta que cobran las inmobiliarias; en este caso, se paga una cantidad mucho menor y son las 'start-ups' las que se encargan de todo excepto de enseñar el piso a los interesados. "En el caso de Housfy, nos hemos convertido en una de las 10 inmobiliarias españolas que más vende en el 2018, comercializando 60 inmuebles al mes y creciendo un 20%. En Barcelona estamos cerca del 4% de la cuota de mercado mientras que en Madrid nos acercamos al 2%", señala la empresa.

Sin embargo, el fenómeno 'proptech' van mucho más allá. "La primera ola es la de la sustitución de las agencias tradicionales. Pero van a venir más olas: por ejemplo, la aparición de empresas 'fintech' de agregación de capital para efectuar la compra de las propiedades", algo que tiene que ver "con la visión de los jóvenes de menor importancia del concepto propiedad", destaca Piqué. También llegarán productos de gestión de activos: "Desde una construcción más tecnológica a la mejora de la eficiencia energética o el mantenimiento", afirma, o de obtención de crédito hipotecario.

La tecnología empuja al sector con los jóvenes como protagonistas. Un estudio de la consultora Great Places to Work afirma que tres de cada cuatro españoles usa internet para buscar piso/casa. En el caso de los jóvenes, el porcentaje de los que solo usa internet asciende al 81%.

"Del inmobiliario 1.0 -FotocasaIdealista- pasamos al 2.0. Pero aún es un fenómeno incipiente que irá a más", concluye Blanco.