08 abr 2020

Ir a contenido

jornada en la bolsa

Desplome bursátil de los bancos tras la sentencia que obliga a pagar los gastos de hipotecas

Algunas entidades llegaron a caer hasta el 10%, pero al final de sesión recortaron el ajuste

El Ibex 35 terminó la sesión en los 8.889,60 puntos tras caer el 1,2%

El Periódico

Panel de indicadores en la Bolsa de Madrid. 

Panel de indicadores en la Bolsa de Madrid.  / EFE

La banca en bloque lideró este jueves las pérdidas del Ibex 35 con caídas de hasta cerca del 10% durante la jornada tras la sentencia del Supremo que obligará a las entidades a pagar costes pagados derivados de la firma de hipotecas. El Supremo considera que es el banco y no el cliente el que debe abonar el impuesto sobre actos jurídicos documentados en la firma de una hipoteca, corrigiendo así su doctrina anterior. El temor a las consecuencias de un alud de reclamaciones ha preocupado a los mercados. El selectivo terminó la sesión en los 8.889,60 puntos, tras caer el 1,2%. 

Al cierre de la jornada, Banc Sabadell ha sido la entidad que ha registrado la mayor caída (-6,70%), seguido de Bankinter  (-6,27%); Bankia (-5,11%); CaixaBank (-4,54%); BBVA (-2,70%) y Santander (-2,05%). Esos porcentajes fueron superiores por la mañana, ante el temor a un impacto mayor en las cuentas de resultados. Al final, quedan todavía elementos para pensar que el coste económico puede dilatarse algo en el tiempo, ante la necesidad de que los clientes tengan que interponer demandas. 

La caída se inició en torno a las 10 horas al conocerse la sentencia. El Ibex, que había empezado la sesión con subidas, registraba a media mañana una caída de medio punto porcentual y volvía a quedar por debajo de los 9.000. El puntaje final con el que ha cerrado el día ha sido de 8.898 puntos, un descenso del 1,1%

En una sentencia fechada el pasado 16 de octubre y divulgada este jueves, el Tribunal Supremo establece que es la entidad prestamista, y no quien recibe el préstamo, el que tiene interés en inscribir la operación y elevarla a escritura pública. De este modo, la sala tercera del Tribunal Supremo modifica su jurisprudencia anterior e interpreta el texto refundido de la ley del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, y concluye que no es el prestatario el sujeto pasivo de este impuesto, sino la entidad que presta el dinero. El impuesto de actos jurídicos documentados lo determina cada comunidad autónoma, pero suele estar entre el 0,5% y el 1,5% del valor del inmueble. Los bancos van a tener que retornar a sus clientes buena parte de sus recursos, lo que implica retraerlos directamente de sus beneficios previstos.

Del alcance de la retroactividad de la sentencia dependerá buena parte de la evolución futura de los valores en relación a esta cuestión y su influencia en los próximos contratos será evidente, con un encarecimiento. La influencia que tendrá ese cambio en la evolución de las acciones del sector financiero es todavía difícil de cuantificar, pero introduce un lastre evidente para apuntar a futuras revalorizaciones. 

Tipos de interés y divisas

La sesión bursátil se desarrolló al margen del sector bancario con menos sobresaltos. La subida de tipos progresiva que anuncia la Reserva Federal de EEUU (Fed) inyecta elementos desincentivadores para la bolsa estadounidense pero sin animar que vaya a pasar lo contrario en Europa, anclada a tipos próximos a cero. En esta situación, la batalla especulativa parece trasladarse a los mercados de divisas, con tendencia a la revalorización del dólar.

La prima de riesgo española se mantiene en el entorno de los 120 puntos básicos, mientras que la italiana sigue desbocada por encima de los 310 puntos. La inestabilidad presupuestaria italiana puede introducir elementos negativos para los mercados. Los bonos españoles a diez años cotizan con tipos del 1,67%, mientras que los alemanes de referencia aguantan con una rentabilidad del 0,48%.