Ir a contenido

Turismo

En 2018 llegarán a España 81,2 millones de turistas, un 0,8% menos que en 2017

Será el primer año desde el 2009 que el turismo no crece

El gasto alcanzará los 89.440 millones de euros, un 2,8% más que en 2017

Sara Ledo

Un socorrista en una playa junto al Pont del Petroli de Badalona, la semana pasada.

Un socorrista en una playa junto al Pont del Petroli de Badalona, la semana pasada. / FERRAN NADEU

El turismo ha dejado de crecer en España. Por primera vez desde el año 2009, España recibirá menos visitantes que el año anterior, aunque esta vez lo hace después de un año de récord en el que se registraron casi 82 millones de turistas. La llegada de turistas extranjeros se situará a finales de año en 81,2 millones de turistas, un 0,8% menos que en 2017, según las previsiones del Boletín trimestral de Coyuntura Turística (Coyuntur) publicado este martes por Turespaña.

Estas cifras, presentadas por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, demuestran esa tendencia a la "normalización" que se venía anunciando desde el sector en los últimos meses, pero también evidencian un frenazo en el turismo después de nueve años en continuo ascenso. No obstante, "son unos datos positivos teniendo en cuenta que el año pasado fue un año excepcional porque veníamos de un año 2016 de entorno a los 75,3 millones", según Maroto. 

En el año 2009 el descenso de turistas trajo consigo una reducción del gasto turístico, sin embargo, este año el gasto seguirá su crecimiento hasta alcanzar los 89.440 millones de euros en el conjunto del año, es decir, un 2,8% más que en 2017, según las previsiones. En el cuarto trimestre el volumen de gasto será de 17.539 millones de euros, un 3,4% más que en los tres últimos meses del año anterior. Un incremento muy importante para el Gobierno que refleja "la calidad del turismo" en España. 

Bajada de turistas y crecimiento del gasto, una tendencia que se refleja en las cifras de los ocho primeros meses de 2018, cuando entraron en España más de 57 millones de turistas, un 0,1% menos que durante los mismos meses del año anterior y se produjo un incremento del 2,8% del gasto, hasta alcanzar los 62.230 millones de euros. 

Cataluña

Como en el conjunto de España, la llegada de turistas también ha caído en Catalunya. Esta comunidad fue el primer destino principal de los turistas en agosto, con el 23,9% del total, seguido de las Illes Balears (22,6%) y Andalucía (14,1%), sin embargo, las dos primeras tuvieron un descenso del 5% y del 2%, respectivamente, mientras que Andalucía obtuvo un aumento del 1,1%. Además de la normalización de los flujos, como en el resto de España, desde el Gobierno apuntan a la inestabilidad política en Catalunya y la masificación del turismo en Baleares como los principales motivos de esta caída.

"La inestabilidad política es un hecho y, por lo tanto, un motivo para que vengan menos turistas internacionales”, advirtió Maroto. La ministra aseguró que en los cuatro meses que lleva en el Gobierno ha visitado hasta en tres ocasiones Catalunya para reunirse con el sector. Además, el Gobierno ha estado reforzando sus promociones en el exterior y en el caso de Catalunya ha realizado hasta 196 acciones para atraer turistas de otros países. "En Catalunya hemos intensificado la promoción por la inestabilidad política. Las acciones las hemos realizado en todas las comunidades y están basadas en el destino, las playas, las rutas, la gastronomía, etc", agregó Maroto.