Ir a contenido

INFORME DE LA COMISIÓN EUROPEA

'Tarjeta roja' a España por la desconfianza en la prestación de servicios

Suministro eléctrico, hipotecas, telefonía móvil y vehículos de segunda mano, los mercados más problemáticos según la Comisión Europea

El cuadro de indicadores evalúa las prestaciones en cuarenta sectores de mercancías y servicios en el conjunto de la Unión Europea

Silvia Martinez / Bruselas

Dos personas utilizando su teléfono móvil frente a la Torre Agbar

Dos personas utilizando su teléfono móvil frente a la Torre Agbar / EL PERIÓDICO

España sigue a la cola de Europa en cuanto a la valoración que hacen los consumidores sobre las prestaciones de servicios que reciben. Según el nuevo cuatro de indicadores de los mercados de consumo publicado por la Comisión Europea, la confianza se sitúa en España cinco puntos por debajo de la media de la UE y alcanza los diez puntos de diferencia en el suministro eléctrico, las hipotecas, los servicios de telefonía móvil, las cuentas bancarias o los servicios de telefonía fija, los ámbitos con peor nota.

El informe, de carácter bianual, analiza las prestaciones a nivel europeo en cuarenta sectores de mercancías y servicios. En ambos ámbitos España recibe un sonoro suspenso. De los 15 mercados examinados, solo superan el aprobado en dos y en tres de los 25 mercados de servicios examinados. “Ha aumentado la confianza de los consumidores pero todavía son demasiados los que sufren malas experiencias en determinados mercados. Por ejemplo, al comprar bienes inmuebles o vehículos segunda mano”, reconoce la comisaria de justicia, consumidores e igualdad, Vera Jourova, sin referirse a un país en concreto.

La insatisfacción de los consumidores en España sigue siendo especialmente visible en los servicios de electricidad (-18,1 puntos por debajo de la media europea), hipotecas (-16,8%), telefonía móvil (-14,4%), cuentas bancarias (-13,7%) y servicios de telefonía móvil (-12,1%). Los únicos tres segmentos que están en línea con otros países de la UE se refieren a los alojamientos vacacionales, productos de uso diario y servicios de cuidado personal (peluquerías, etc).

Situación en la UE

A nivel global, Bruselas constata que aunque la situación en la Unión Europea ha mejorado respecto a 2010, los avances en los últimos dos años siguen siendo limitados y determinados mercados siguen suscitando desconfianza entre los consumidores europeos. Por ejemplo, solo el 53% de los consumidores confía en que las empresas respeten las normas sobre protección de consumidores frente al 59% en el ámbito de las mercancías.

Entre los ámbitos identificados como problemáticos destacan las telecomunicaciones (internet y telefonía móvil), los servicios financieros y los servicios públicos (agua, gas, electricidad y servicios postales) aunque también hay otros ámbitos que siguen siendo un quebradero de cabeza para los consumidores como las suscripciones a canales de televisión las ventas de productos electrónicos, el ferrocarril y los transportes urbanos o los servicios de reparación de vehículos. No obstante, son los servicios financieros los ámbitos que más perjuicios generan y al menos el 35% de los consumidores informa de graves problemas en relación a seguros de hogar, préstamos y créditos, hipotecas así como suministros básicos de gas y agua.

El nuevo análisis constata que aunque los mercados de Europa occidental siguen funcionando mejor, las mayores mejoras se han registrado en los países de Europa oriental. “Esto indica que se está cerrando lentamente la brecha este-oeste en el funcionamiento de los mercados para los consumidores”, sostiene la Comisión.

Temas: Consumo

0 Comentarios
cargando