El Banco de España insta a las entidades financieras a elevar sus precios subvencionados

La subgobernadora lamenta que haya servicios cuyos costes no se cobran de forma completa

Delgado avisa a los consejos que deben mejorar su independencia, dedicación y gestión del riesgo

El Banco de España insta a las entidades financieras a elevar sus precios subvencionados
Se lee en minutos

P. Allendesalazar

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, ha instado este martes a las entidades financieras q que su política de precios "garantice" que lo que cobran por un producto o servicio se corresponde con su "coste total, incluida la prima de riesgo". La supervisora, en esta línea, ha lamentado que "tradicionalmente se han venido prestando servicios a los clientes que no se cobran explícitamente y cuyo coste se ha cubierto con el margen de intereses". En la práctica, su mensaje supone instar al sector a cobrar por servicios que ahora ofrece gratuitamente o elevar el precio de los mismos.

Su llamamiento coincide con la advertencia que lanzaron los bancos a través de su patronal AEB hace más de dos años, asegurando que cada vez cobrarán más comisiones. "Creo que es importante introducir transparencia y rigor en la fijación de precios. Sin ello, se distorsiona la realidad del negocio y, consecuentemente, su análisis, y se dificulta la toma de decisiones informadas", ha advertido Delgado en un acto de KPMG y 'Expansión'.

Margen de mejora

La número dos del Banco de España también ha destacado que existe "margen de mejora en relación con la independencia, la dedicación y los planes de sucesión" en los consejos de administración de la banca. "Aún hay camino por recorrer en cuanto al tiempo dedicado a la preparación de las reuniones y a la supervisión de las funciones de control que ha de ejercer el consejo. Esta última, la supervisión sobre los gestores y, en particular, las funciones de control interno, tiene que fortalecerse, especialmente en riesgos y 'compliance' (cumplimiento). Y no me he de olvidar de la calidad de datos e información de riesgos, fundamentales para determinar la estrategia y la toma de decisiones", ha argumentado.

Delgado también ha advertido que hay "trabajo que hacer" en el control de los riesgos de las entidades. "Por ejemplo, en muchas entidades, la involucración de la función de riesgos en el proceso de fijación de límites es aún pobre y poco ambiciosa. En toda gestión de riesgos, se necesitan procesos de decisión estructurados, con esquemas de incentivos que favorezcan decisiones de riesgos sostenibles", ha sostenido.

Fusiones y precios

En el mismo foro, Ramón Quintana, director general del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) del Banco Central Europeo (BCE), ha advertido a los bancos que deben evitar una "búsqueda desordenada de la rentabilidad" para paliar los efectos negativos de los bajos tipos de interés sobre sus resultados. "Muchos bancos tienen una rentabilidad que no cubre el coste de capital y esta situación es insostenible y nos preocupa en gran medida. Los bancos no rentables no pueden generar colchones de capital ni financian el crecimiento económico", ha admitido. Pero, les ha instado, deben combatirlo fijando "precios mínimos para los créditos" (es decir, no vendiendo a pérdidas para ganar clientes), y al mismo tiempo deben analizar fusiones nacionales y sobre todo transfronterizas.  

Noticias relacionadas

Por su parte, el consejero delegado del Santander, Jose Antonio Álvarez, ha explicado que a partir de marzo comenzarán las conversaciones con los sindicatos para pactar el ajuste de oficinas y plantilla a raíz de la integración del Popular. Las sucursales de este último, ha añadido, irán progresivamente incorporando la plataforma tecnológica del Santander entre noviembre y junio. 

Asimismo, la ministra de Economía, Nadia Calviño, ha adelantado que el Gobierno tiene previsto aprobar antes de final de año la creación de una autoridad macroprudencial que vele porque España no acumule grandes desequilibrios financieros, así como dar luz verde en noviembre a un "sandbox o espacio controlado de pruebas" para que el sector financiero experimente con nuevos productos y servicios digitales. Además, ha apuntado, sigue trabajando con el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para crear un organismo de protección de los clientes financieros.