Ir a contenido

IGUALDAD

El Gobierno quiere acelerar la ley que obliga a las empresas a tener jefas

El PSOE registró la norma en febrero y el Ejecutivo prevé tramitarla por vía urgente

Una vez aprobada, las empresas tendrán un periodo transitorio para adaptarse a la legislación

El Periódico / Agencias

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. 

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.  / EFE / LUCA PIERGIOVANNI

El Gobierno quiere obligar por ley a que las mujeres ocupen puestos de liderazgo en las empresas. La vicepresidenta y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, adelantó este martes que  el Ejecutivo está dispuesto a llevar por la vía urgente su proposición de ley de igualdad laboral, registrada en febrero en el Congreso cuando el PSOE estaba en la oposición, para obligar a las empresas a "compartir y repartir el poder de decisión con las mujeres" de dichas empresas.

Calvo ha hecho este anuncio durante el Forbes Summit Women, que ha inaugurado en Madrid este martes. Según ha indicado la ministra, en España hay una ley de este tipo que "invita pero no obliga" a las empresas a exigir la presencia femenina en los lugares de poder y liderazgo.

En general, esta proposición de ley -que según Calvo empezará "pronto" a tramitarse-, está dirigida a "afrontar de manera global todos los problemas de discriminación laboral de las mujeres", como es el acceso al trabajo, la compatibilidad de la maternidad y el empleo o la corresponsabilidad de la vida personal y laboral, así como para resolver el "problema" de la brecha salarial. "Esto no puede ser un asunto de debate, tiene que serlo de hechos y, por tanto, de soluciones normales en una sociedad democrática donde las mujeres trabajadoras necesitamos que las respuestas justas sean eficientes", ha dicho.

Freno en la transición

El número de mujeres directivas en España se ha congelado en el 2018 en el 27%, el mismo dato que en el 2017, con lo que se pone freno al lento avance registrado en los últimos siete años. No obstante, el porcentaje de empresas que no tienen ninguna mujer al mando se ha reducido del 22% al 20%. Estas son las dos principales conclusiones del informe de Grant Thornton 'Women in Business: ¿cumplir o liderar?', presentado en Madrid en las jornadas organizadas por Forbes.

Entre los 35 países analizados, el informe sitúa a España en el puesto 23 de los más avanzados en liderazgo femenino y concluye que "en comparación con la evolución europea y global en este tema España no puede considerarse como un rezagado, pero el clima de estancamiento y lenta evolución es claramente preocupante". En el mundo, la proporción de empresas sin participación de mujeres en la alta dirección ha descendido del 34% al 25%, mientras que el porcentaje de puestos directivos ocupados por mujeres ha pasado del 25% al 24% en el último año.

Obligación por ley

La ministra ha recordado que este mismo lunes el estado de California (Estados Unidos) tomó la decisión de exigir por ley la presencia de mujeres en los puestos de dirección, "siguiendo la estela de algunos países europeos". En el caso de España, Calvo ha señalado que, una vez aprobada esta ley, se pretende dar un periodo transitorio a las empresas para que se adapten a esta obligación. Calvo ha remarcado que hay que resolver el problema de la brecha salarial entre hombres y mujeres. Los altos puestos de dirección "no se escapan" de esta brecha, ha indicado Calvo, quien ha asegurado que en estos cargos es incluso mayor.

En la jornada también ha intervenido el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, quien ha relatado cómo en su empresa se ha favorecido la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Ha relatado cómo implantó en Airtel, después de coincidir en un ascensor con una trabajadora en avanzado estado de gestación, medidas para que las embarazadas pudieran dejar de trabajar 15 días antes de la fecha prevista de parto y para que durante un año después del mismo tuvieran jornada flexible, además de la reserva del puesto si optaban por una excedencia. Estas medidas se tomaron, ha recordado, hace 25 años en Airtel y hace 18 años en Iberdrola, con su llegada a la compañía.