Ir a contenido

fiscalidad

107 municipios catalanes quieren actualizar sus valores catastrales en el 2019

Badalona, Esplugues, Cadaqués o El Vendrell, entre las localidades que lo han solicitado

11 capitales de provincia, como Valencia, Zaragoza o Cádiz, entre las incluidas

Agustí Sala

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados. / JOSÉ LUIS ROCA

Un total de 107 municipios catalanes han solicitado una revisión de valores catastrales en el 2019, según la orden ministerial que publica este sábado el Boletín Oficial del Estado (BOE). El valor catastral, cuya actualización puede suponer una subida o una bajada en función del coeficiente que se aplique, es el que sirve luego para calcular el impuesto de bienes inmuebles (IBI). 

Entre los consistorios que han pedido esta medida a Hacienda se encuentran los de BadalonaEsplugues de Llobregat, en la provincia de Barcelona; CadaquésCamprodón Palafrugell, en la de Girona; o El Vendrell Sant Carles de la Ràpita, en la de Tarragona; y Artesa de Segre y Os de Balaguer, en la de Lleida.

En total, la medida afecta a 1.177 localidades de toda España, entre las que hay 11 capitales de provincia, como ValenciaZaragozaCádizAlmeríaCastelló de la Plana o Granada. En los municios implicados en la revisión se aplicarán unos coeficientes que pueden ser al alza o a la baja en los valores catastrales, en función de los que establezcan los Presupuestos Generales del Estado para el 2019.

Si esta norma no se ha aprobado antes de que finalice este año, Hacienda publicará una norma en la que fija los coeficientes para que los ayuntamientos puedan aprobar sus ordenanzas fiscales para el año que viene. Es lo que sucedió en el 2016.

Algunos municipios ya aparecieron en relaciones anteriores. En esos casos es porque la revisión o no se aplicó o los ayuntamientos, tras una primera modificación, han visto que esta no es suficiente para acercar los valores catastrales a los precios de mercado.

El Ministerio de Hacienda estima que los municpios implicados, una vez aprobados los coeficientes de actualización, pueden alcanzar una disminución media de los valores de hasta el 2%. El incremento máximo no puede superar el 5%. La aplicación de los coeficientes de actualización puede suponer una bajada (si este está por debajo de la unidad) o una subida (si está por encima).

Una vez aplicados los coeficientes, la ley prevé que el alza en el IBI se aplique de manera gradual a lo largo de 10 años. Los ayuntamientos, además tienen herramientas para paliar los efectos a través de los tipos del gravamen. En Barcelona, por ejemplo, este año ha entrado en vigor una actualización y el 96,4% de los inmuebles se han librado del aumento (todas las viviendas con un valor catastral inferior a 300.000 euros).

Según la ley, pueden solicitar la actualización de los coeficientes para los valores aquellos municipios en los que hayan trancurrido al menos cinco años desde la última revisión catastral (recálculo del valor del conjunto de los inmuebles de la ciudad) y en los que haya "diferencias sustanciales" entre los valores de mercado y los que sirvieron para determinar los valores catastrales que estén en vigor.

En la provincia de Barcelona, las localidades que han pedido actualización son:

Alpens, Badalona, Balenyà, Calders, Caldes d'Estrac, Calldetenes, , Campins, Canet de Mar, Canyelles, Catellfollit del Boix, Castellterçol, Castellví de Rosanes, Centelles, Copons, Cubelles, Esplugues de Llobregat, Figaró i Montmany, L'Estany, La Llagosta, , La Roca del Vallès, Les Franqueses del Vallès, Ma

En la de Girona:

Abons, Bascara, Begur, Cadaqués, Camos, Camprodon, Cistella, El Port de la Selva, Fontanilles, Forellac, Garrigoles, Ger, Guils de Cerdanya, La Selva de Mar, La Vajol, Llers, Madremanya, Massanes, Osor, Palafrugell, Palau Saverdera, Pals, Peralada, Riudarenes, Siurana, Sant Climent Sescebes, Sant Jordi Desvalls, Uru¿s, Vilopriu.

En la de Lleida: 

Alas i Cerc, AlbatarrecArtesa de Lleida, Artesa de Segre, Beneavent de Segrià, Castelló de Farfanya, Cava, Corbins, Fígols i Alinyà, Fondarella, La Coma i La Pedra, y Os de Balaguer.

En la de Tarragona:

Castellvell del Camp, Creixell, El Morell, El Vendrell, Els Garidells, Els Guiamets, Garcia, Lsa Popbla de Mafumet, La Pobla de Montornès, La Selva del Camp, Les Piles, Passanant i Belltall, Perafort, Roda de Berà, Salomó, Sant Carles de la Ràpita, Senan y Vilanova de Prades.