Ir a contenido

Salud laboral

Trabajo anuncia 64.000 inspecciones adicionales para verificar bajas por incapacidad

Las actuaciones de los inspectores de la Seguridad Social se centrarán en las incapacidades temporales de menos de 345 días de duración

Gabriel Ubieto

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio.

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio. / ZIPI (EFE)

La Seguridad Social realizará 64.000 intervenciones más de las previstas antes de finalizar el año en toda España para verificar la pertinencia de las bajas por incapacidad temporal diagnosticadas. Así lo publicitó el Ministerio de Trabajo en un comunicado, en el que ha concretado que las actuaciones de los inspectores del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) se centrarán principalmente en aquellas bajas de menos de 345 días de duración

La medida está enmarcada en el Plan de Intensificación de Actuaciones de control médico de las situaciones de incapacidad temporal y, según han afirmado fuentes de Trabajo, no está dentro, pero sí coordinada con el Plan Director por un Trabajo Digno. Los 64.000 chequeos extras previstos para el último trimestre del 2018 suponen un incremento del 25% de las actuaciones sobre las previstas inicialmente en el plan de control ordinario y persigue "reforzar la eficiencia del sistema" y discernir "cuando el ciudadano percibe las prestaciones que le corresponden y no percibe aquellas que no le corresponden", según afirmó la directora general del INSS, Gloria Redondo

Para ello, los 267 inspectores médicos que se han postulado voluntariamente para participar en el plan van a ampliar cuatros horas a la semana su jornada laboral. El coste total del programa asciende a 312.142,56 euros, y el Ministerio de Trabajo ha cifrado el ahorro potencial en prestaciones en más de 33 millones de euros

Aumento de los partes por enfermedad profesional

El número de partes médicos comunicados fue en agosto de un total de 1.267 partes, según los últimos datos facilitados por la Secretaria de Estado de la Seguridad Social. De estos, cerrados como enfermedad profesional con baja fueron 729, repartidos de manera prácticamente igual entre hombres y mujeres. Contando las cifras de agosto, en lo que va de año se han registrado un total de 16.524 partes comunicados, de los cuales 6.966 se cerraron con baja, lo que representa un ascenso de estos últimos del 6,5% respecto al mismo periodo del año anterior.

Es decir, en los primeros ocho meses del 2018, el número de partes que acabaron en baja fue del 42,1%. Los colectivos profesionales que más partes concentran hasta la fecha son, por orden, los dedicados al comercio al por menor (582), actividades sanitarias (565) y de la industria de la alimentación (541). La duración media de estos fue de 75,2 días, una cifra que se ha ido incrementando paulatinamente desde el inicio de la crisis. En el 2008 fue de 53,1 y en el 2017 cerró en 78,9 días de media.  

El Ministerio encabezado por Magdalena Valerio ha justificado la medida como una respuesta a la "necesidad" de reforzar las actuaciones frente al incremento que desde 2012 ha experimentado tanto el número de nuevos procesos de incapacidad temporal por cada mil afiliados a la Seguridad Social y como de procesos abiertos por cada mil trabajadores, así como la duración media de dichos procesos. La Seguridad Social cifra esta evolución en un incremento del gasto de más del 10% al año desde el 2013 y que en el 2017 llegó a los 7.586 millones de euros.  

Para este 2018, el Ministerio de Trabajo tiene presupuestados para dicho menester un total de 7.979,72 millones de euros.