Ir a contenido

Informe

La crisis agrava la desigualdad de género en toda Europa

Un informe de Oxfam cifra en 52 días más de trabajo los que tiene que realizar una mujer española para cobrar lo mismo que un hombre

El Periódico

Dos trabajadoras durante su jornada laboral en la cadena de montaje de una empresa española.

Dos trabajadoras durante su jornada laboral en la cadena de montaje de una empresa española. / JOSEP GARCIA

Una mujer en España tiene que trabajar 52 días más que un hombre para ganar lo mismo a final de mes. Una brecha de género que, según un informe de Oxfam publicado este jueves bajo el título de "Mujeres y pobreza laboral en Europa", se explica por diferencias de contratos y sectores, aunque también por otras causas. Concretamente, el estudio constata que el 14% de la diferencia entre lo que cobra un hombre y una mujer "queda sin explicar" y solo puede atribuirse a la "discriminación directa o indirecta por razón de género".

En España, al igual que en la media de los 28 estados de la Unión Europea, las mujeres tienen el doble de probabilidades de tener un trabajo con baja remuneración que los hombres, según datos del 2016. Por el otro lado, de entre el 20% de la población con mayores ingresos, sólo una de cada diez personas fueron mujeres. Un desequilibrio que se traduce y se explica también por la falta de presencia en los más altos niveles directivos.  De los 609 consejeros delegados o direcciones ejecutivas de las grandes empresas analizadas por Oxfam, únicamente 36, es decir, el 5,9%, eran mujeres.

El informe destaca que las mujeres migrantes y las jóvenes de entre 15 y 24 años son los colectivos que afrontan una tasa más alta de riesgo de pobreza laboral. Es decir, pese a tener un trabajo, no ganar con este lo suficiente para mantenerse.

Temas: Oxfam Feminismo