Ir a contenido

estudio de Allianz

España baja del puesto 21 al 22 entre los países con mayor riqueza per cápita

El activo financiero medio por habitante se situó el año pasado en 29.740 euros

Argentina deberá afrontar un nuevo agravamiento de la caída del peso.

Argentina deberá afrontar un nuevo agravamiento de la caída del peso. / EFE / ZIPI

España pierde fuelle como país rico. Con un activo financiero neto per cápita de 29.740, el año pasado descendió del puesto 21 al 22 en la lista de los países más ricos (recursos financieros per cápita), que elabora la aseguradora Allianz en su informe anual de riqueza global. Corea del Sur le ha adelantado.

En cuanto a España, los recursos financieros de los hogares crecieron un 2,4% en el 2017, un poco más que el año anterior (1,7%). Al tiempo, los pasivos disminuyeron un -0,2%, por séptimo año consecutivo, aunque el ritmo de la reducción de la deuda se ha desacelerado considerablemente. Como consecuencia, el índice de endeudamiento de los hogares cayó al 66,1% en el 2017, una caída de más de 20 puntos porcentuales desde la crisis del euro. Los activos/recursos financieros netos crecieron un 3,9% en 2017, también ligeramente más que en 2016 (3,5%). 

En España, también se puede observar el cambio global en el comportamiento de la inversión. De hecho, los hogares españoles incluso retiraron dinero de los depósitos bancarios e invirtieron “dinero fresco” en los mercados de capital, aunque los esfuerzos de ahorro se mantuvieron bastante moderados. Como resultado, los ahorradores españoles vieron incrementar a 2,9% su rendimiento en los activos financieros en el 2017, casi un punto porcentual más que en el 2016. Pero una mayor inflación eliminó por completo esta ganancia y el rendimiento real cayó por debajo del 1%, por primera vez en cinco años.

Rendimiento real negativo

No obstante, al analizar los últimos seis años  -desde el 2012- el comportamiento de los hogares españoles no es malo, con un rendimiento medio real del 4,4%. Frente a, por ejemplo, el 3,6% en Francia, alrededor del 2% en Alemania y menos del 1% en Austria. Pero no solo el rendimiento real cayó el año pasado, los ahorradores españoles también notaron el retorno de la inflación muy directamente: las pérdidas de poder adquisitivo en los depósitos bancarios alcanzaron 325 euros per cápita en 2017, lo que pone de manifiesto el rendimiento real negativo de este tipo de activos.

En la parte superior de la lista del estudio, Suiza recuperó el primer puesto que había perdido el año anterior. En general, los países europeos mejoraron su comportamiento en el 2017 frente a años anteriores, esto refleja sobre todo un euro más fuerte. Según este estudio, los pasivos/deuda domésticos a nivel mundial aumentaron un 6% en 2017. La tasa de crecimiento fue ligeramente superior a la del 2016, que fue del 5,5%. En la zona euro, el crecimiento de la deuda se aceleró, un 2,6% (2016: 1,5%). Sin embargo, gracias al fuerte crecimiento económico, el índice de deuda global (pasivo como porcentaje del PBI) aumentó solo mínimamente al 64,3% (zona euro: 62,9%).

Estos promedios globales ocultan enormes diferencias. "En la mayoría de los países analizados, la dinámica de la deuda privada no es preocupante", según Michaela Grimm, coautora del informe. "Sin embargo, en particular en Asia, hay algunos países, Tailandia, Malasia, Corea del Sur y China, por ejemplo, en los que las agencias de supervisión deben seguir muy de cerca la evolución. En estos países, las similitudes con los excesos de crédito anteriores a la crisis financiera, no pueden obviarse". A pesar del fuerte crecimiento de los pasivos, los activos financieros netos, es decir, la diferencia entre los activos financieros brutos y la deuda alcanzaron un nuevo récord global de 128,5 billones de euros al cierre de 2017. Esto representa un aumento del 8,3% en comparación con el año anterior.

0 Comentarios
cargando