Ir a contenido

Botín asegura que el nuevo consejero delegado no cambiará la estrategia del Santander

La presidenta afirma que el principal objetivo del nuevo ejecutivo será digitalizar el banco

P. Allendesalazar

Andrea Orcel, Ana Botín y José Antonio Álvarez, el pasado septiembre.

Andrea Orcel, Ana Botín y José Antonio Álvarez, el pasado septiembre.

La presidenta del Santander, Ana Botín, ha asegurado este miércoles que el nombramiento del italiano Andrea Orcel como nuevo consejero delegado del banco no va a implicar "cambiar la estrategia" del grupo a pesar de lo que "se ha especulado". El perfil del próximo números dos de la entidad a partir de enero ha sorprendido, ya que el hasta ahora alto ejecutivo del banco suizo UBS ha desarrollado casi toda su carrera en la banca de inversión (asesorar grandes operaciones corporativas como compras, ventas y ampliaciones de capital) y no en la banca comercial con particulares y empresas en que está centrada la entidad española.

"Se ha especulado con que Orcel viene a cambiar la estrategia, pero vamos a seguir siendo un banco como ya somos, un banco comercial con presencia en diez países. Pero con una estrategia digital mucho más avanzada. Andrea, con José Antonio (Álvarez, el hasta ahora consejero delegado) y conmigo, nos va a ayudar en esa estrategia de digitalizar los bancos", ha asegurado la primera ejecutiva del mayor banco español y primero de la zona euro por valor en bolsa.

Botín ha hecho estas declaraciones en la presentación de las novedades de Openbank, el banco digital del grupo Santander, que entre otros servicios ha lanzado uno de inversión automatizada, un administrador de contraseñas, un agregador de cuentas de distintos bancos, un gestor de finanzas personalizado y un sistema de control de tarjetas y dispositivos electrónicos. "Openbank es el banco que queremos ser en el futuro. Estamos probando una nueva manera de hacer banca que queremos que sea abierta, responsable y una plataforma financiera global y única", ha apuntado la presidenta.

Openbank invierte en innovación el equivalente al 90% de sus ingresos. En lo que va de año ha incrementado un 26% la captación de clientes, con 80.000 nuevos usuarios, hasta superar el millón. Los depósitos y los recursos de clientes también han crecido en 1.100 millones de euros y el 20% en el mismo periodo, hasta los 9.000 millones, de los que 1.200 millones son inversiones.