Impuestos

Bruselas sitúa las pérdidas del IVA en la UE en 147.000 millones

La brecha continúa reduciéndose pero el agujero sigue siendo "inaceptable", dice la Comisión Europea

España redujo el agujero por tercer año consecutivo al dejar de ingresar 1.966 millones de euros en 2016

El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en una imagen de archivo.

El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en una imagen de archivo. / FRANCOIS LENOIR / REUTERS

3
Se lee en minutos
Silvia Martinez

La brecha entre lo que los gobiernos europeos deberían recaudar y lo que ingresan realmente a cuenta del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) sigue poco a poco reduciéndose pero el “agujero” sigue siendo, a ojos de la Comisión Europea, inaceptablemente alto. Según el último informe anual publicado este viernes, Bruselas calcula que los Estados miembros perdieron 147.146 millones de euros en 2016, 10.500 millones menos que en el ejercicio precedente.

“Los Estados miembros han mejorado la recaudación del IVA en el conjunto de la UE y hay que reconocer este esfuerzo pero una pérdida de 150.000 millones anuales en los presupuestos nacionales sigue siendo inaceptable”, ha lamentado el comisario de asuntos económicos, Pierre Moscovici, que apunta además que 50.000 millones terminan en los bolsillos de defraudadores, criminales e incluso terroristas. “Solo será posible una mejora sustancial si adoptamos la reforma del IVA que propusimos hace un año”, ha urgido.

El político francés aspira a que los gobiernos cierren un acuerdo sobre la reforma de la principal fuente de ingreso de la UE antes de las elecciones europeas de mayo de 2019. A su juicio, aunque los Estados miembros han mejorado en los últimos años su capacidad recaudatoria las cifras siguen poniendo en evidencia un agujero brutal y miles de millones se escapan debido al fraude y la evasión fiscal, quiebras empresariales, insolvencias u otros motivos relacionados con la administración fiscal.

Ligera mejoría

Como resultado de la mejoría económica registrada en 2016, con crecimientos reales combinados del 2% del PIB, una ampliación de la base y un mayor cumplimiento, los ingresos por IVA aumentaron en todos los Estados miembros salvo en tres, entre ellos Rumanía, debido a una bajada del tipo medio de cuatro puntos. En términos nominales, la nueva fotografía confirma que la brecha en el IVA se redujo en 10.500 millones hasta situarse en los 147.100 millones en 2016 lo que supone el 12,3% de lo que deberían recaudar.

El agujero se ha reducido en 22 Estados miembros, con bajadas superiores a los cinco puntos en países como Bulgaria, Letonia, Chipre y Holanda, pero ha aumentando en otros seis países de la UE: Rumanía, Finlandia, Reino Unido, Irlanda, Estonia y Francia. El país con la mayor brecha entre lo recaudado y lo que su hacienda debería recaudar sigue siendo un año más Rumanía (35,8%), por delante de Grecia (29,2%) que escala hasta la segunda posición y de Italia (25,9%). Por detrás de este trío de países se sitúan Eslovaquia (25,6%), Lituania (24,5%) y Polonia (20,8%) muy lejos del 9,9% de media en los 28.

España, el cuarto con menor brecha

Noticias relacionadas

Entre los países con un menor agujero, en cambio, destacan Luxemburgo (0,8%), Suecia (1%), Croacia (1,1%) y España (2,7%). En términos absolutos, no obstante, el mayor agujero recaudatorio sigue siendo para Italia. Según las estimaciones de Bruselas, dejó de recaudar 35.988 millones de euros. Por detrás, Alemania (22.679 millones), Reino Unido (22.040 millones), y Francia (20.896 millones). En España, la brecha se redujo por tercer año consecutivo y se situó en 1.966 millones de euros, frente a los 2.897 millones en 2015, los 5.994 detectados en 2014 y los 8.149 millones de 2013.

El Estado español es, sin embargo, el país de la UE que más ingresos potenciales pierde debido a las exenciones fiscales. La media de ingresos no recaudados por este motivo se sitúa en la UE en el 34,9%. En España alcanza el 46,7% debido sobre todo, según puntualiza la Comisión, a la aplicación de impuestos indirectos distintos al IVA en las Islas Canarias, Ceuta y Melilla. La mayor parte de estas pérdidas se debe a servicios que en principio están exentos del impuesto como los alquileres imputados o la provisión de bienes públicos por el gobierno.