Ir a contenido

SEGURIDAD SOCIAL

Persiste el desacuerdo político sobre si las pensiones deben subir el IPC como mínimo

El Congreso anula la reunión del Pacto de Toledo ante la falta de consenso sobre el poder adquisitivo de las prestaciones

Los grupos parlamentarios no se ponen de acuerdo sobre si la inflación debe ser el incremento mínimo de cada año

ROSA MARÍA SÁNCHEZ

Efectivos de la Policía Nacional contienen la protesta de un grupo de pensionistas en las inmediaciones del Congreso de los Diputados.

Efectivos de la Policía Nacional contienen la protesta de un grupo de pensionistas en las inmediaciones del Congreso de los Diputados. / JOSE LUIS ROCA

La reunión de los grupos políticos en el Pacto de Toledo convocada para este miércoles ha sido suspendida 'in extremis' ante la falta de acuerdo sobre cómo garantizar el poder adquisitivo de las pensiones en el futuro y cuál debe ser el papel del índice de precios de consumo (IPC) en la revalorización de las prestaciones.

Previamente, la convocatoria de la reunión había servido de reclamo para la convocatoria de un nuevo acto de protesta de organizaciones de pensionistas en las inmediaciones del Congreso de los Diputados que esta vez ha sido más tensa que en otras anteriores. La fuerzas de Seguridad han debido intervenir en varias ocasiones para evitar el desplazamiento de las vallas que impedían el acceso a las puertas del Congreso del centenar de manifestantes que protestaban en la Carrera de San Jerónimo.

El bloque de izquierda más el PNV

Las discrepancias entre los grupos parlamentarios sobre lacómo garantizar el poder adquisitivo de las pensiones basculan entre al postura de máximos que defiende Unidos Podemos (a favor de garantizar que las pensiones subirán en el futuro como mínimo igual que el IPC real de cada año) y la representada por formaciones como PDCat, PP y Ciudadanos, para quienes debería dejase una puerta abierta la puerta a limitar la la subida de las prestaciones más elevadas en momentos de recesión económica.

El PSOE, que la semana pasada optó por la ambigüedad, se apunta ahora a la tesis de Podemos de que las pensiones deben subir "como mínimo" según el IPC. Esta tesis es compartida en general por el bloque de los grupos parlamentarios de izquierda (ERC y Compromís) y también por el PNV, que sufre una fuerte presión social de parte de los pensionistas del País Vasco.

Pese a todo,"hoy estamos más cerca del acuerdo que la semana pasada", según Aina Vidal, de Unidos Podemos. Y aunque este optimismo no es compartido desde las formaciones de centro derecha, todos coinciden en mantenerse en contacto permanente (vía email y mensajes de what's app en muchos casos) para seguir buscando una fórmula de consenso en la que todas las partes puedan encontrarse cómodas

Volver a una redacción ambigua, como la que ya existía en el Acuerdo de Pacto de Toledo renovado en el 2011, puede ser la vía para concertar el acuerdo de las partes negociadoras, si bien se busca blindar el acuerdo de manera que no sea posible en el futuro que un Gobierno vuelva a introducir un índice de revalorización como el que adoptó el PP en el 2013 que, en la práctica, limitaba el alza de las prestaciones el 0,25% en tanto no se lograra el equilibrio financiero del sistema..