cambios en la economía

El Govern cifra en 100.000 millones la facturación de las firmas que trasladaron la sede

La 'consellera' de Empresa i Coneixement, Àngels Chacón, minimiza los efectos económicos y resalta que sigue la capacidad de atracción de inversiones

Cifra en 2.501 las firmas que cambiaron su sede social desde el pasado octubre y acusa a Rajoy de querer perjudicar a Catalunya

La ’consellera’ de Empresa de la Generalitat, Àngels Chacón.

La ’consellera’ de Empresa de la Generalitat, Àngels Chacón. / Quique García (EFE)

4
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El Govern reconoce que la facturación conjunta de las empresas que trasladaron su sede entre octubre del pasado año y el pasado julio asciende a unos 100.000 millones de euros. Así lo afirmó este miércoles la 'consellera' de Economia i Coneixement, Àngels Chacón, durante una rueda de prensa para presentar un estudio sobre los efectos de esos traslados en la economía productiva . Para valorar la importancia de esa cifra, baste recordar que el PIB de Catalunya a precios corrientes el pasado año fue de 234.651 millones de euros.

Pese a que no se deben comparar PIB y facturación, y que el traslado de sedes no afectó a infraestructuras industriales, el dato ejemplifica la relevancia política que ha tenido ese éxodo de los centros de decisión. En el dato de facturación se incluye el valor de los bienes intermedios, por lo que es muy superior al del PIB, que evita la doble contabilización. Según algunos economistas, el PIB puede ser equivalente al 25% de la cifra de ventas global, pero ese porcentaje puede variar mucho según las ramas de actividad.

Empresas contra la independencia

Chacón negó globalmente la idea de que las empresas que decidieron trasladar la sede fuera de Catalunya mantengan una oposición clara contra el proyecto político independentista del Govern, aunque reconoció esa posibilidad. Según su punto de vista "no necesariamente" la posición de los responsables de esas empresas se puede ampliar a todos sus accionistas. En este sentido había resaltado previamente que el decreto de Rajoy que facilitaba el traslado de sedes fue un menosprecio a los accionistas al negarles la capacidad de elegir si ese traslado debía hacerse. Chacón ha pedido al Gobierno socialista "la derogación del decreto que facilita el traslado de sedes sociales" que se aprobó "con una marcada intencionalidad política y que "menospreciaba el derecho de los accionistas con una urgencia y excepcionalidad que no estaban justificadas" y que quería "fomentar la crispación entre territorios y fomentar el miedo".

Blindar la política económica

La 'consellera' considera que tras entrar en una etapa de cierta normalidad es necesario separar la política de la economía y reivindicar las medidas de apoyo que su 'conselleria' está realizando para "incentivar la economía productiva". "Queremos blindar la política económica ante la evolución política", dijo, después de recordar que tras el 1-O no era posible contrarrestar las informaciones que enfatizaron la importancia de los traslados de sede.

Situación normalizada

La 'consellera' ha resaltado la nueva etapa de normalización de la situación que se muestra en los datos de creación de empresas: "Seguimos atrayendo inversiones estratégicas", dijo. Resaltó, por ejemplo, que el número de empresas con más de 200 trabajadores aumentó el 3,5% en el 2017.

Chacón ha informado de que 2.501 empresas cambiaron su sede social fuera de Catalunya desde el pasado octubre hasta finales de julio, lo que corresponde al cambio de 3.700 Códigos de Identificación Fiscal (CIF). La 'consellera' ha criticado nuevamente el decreto-ley aprobado en octubre por el Gobierno de Mariano Rajoy, al que ha acusado de "querer perjudicar a la economía catalana", pero ha minimizado el impacto económico en la práctica de esos traslados en la economía catalana.

Ante la huída de la banca, economía productiva

Ha reconocido que en el caso del sector financiero será especialmente difícil que vuelvan los órganos de decisión a Catalunya y que en cualquier caso "la prioridad es la economía productiva". No habrá, no obstante, ningún incentivo para la instalación de sedes en Catalunya.

Chacón ha resaltado que estos 3.700 CIF --número de identificación tributaria utilizado para las personas jurídicas en España-- corresponden al 0,59% del tejido empresarial catalán, que ha señalado que está formado por un total de 618.366 compañías y que en el 2017 registró un aumento del 1,5% con 9.385 empresas más con sede en Catalunya.

Mayoría pymes

Sobre el tipo de empresas que trasladaron la sede, el estudio del Govern detecta que el 80% de las empresas trasladadas son micro o pequeñas empresas, y que el 61% del total eligieron Madrid como destino. Catalunya lidera el número de empresas con sede social en España, con el 18,5% del total, y el 2017 fue el año en el que se registraron más entradas en Catalunya de empresas procedentes del resto de España, un total de 660.

Noticias relacionadas

La posición de Foment

La principal patronal catalana, Foment del Treball, ha hecho un llamamiento este miércoles a no minimizar el efecto que ha tenido la decisión de grandes empresas catalanas de trasladar sus sedes sociales a otras partes de España. El director de Economía y Estudios de Foment, Salvador Guillermo, ha lanzado este mensaje al ser preguntado por el estudio presentado hoy por el Govern. A falta de poder analizar el informe en su integridad, Guillermo ha asegurado que no entraría a discutir el porcentaje de empresas sobre el total que se ha marchado, pero ha añadido: "No se ha ido el señor de la esquina", sino también "grandes empresas del sector de los seguros o del sector financiero", ha dicho por citar algunos ejemplos, "y esto debe preocupar y ocupar", ha concluido.