Ir a contenido

DÉCIMO ANIVERSARIO DE LA CRISIS FINANCIERA

La pobreza se "rejuvenece"

Los riesgos de la exclusión social se concentran cada vez más en hogares jóvenes con niños

La tasa de pobreza llega al 35,5% en las familias con pequeños y baja al 16,4% para los mayores de 65 años

ROSA MARÍA SÁNCHEZ

Una madre con su hija en brazos, en una foto de archivo

Una madre con su hija en brazos, en una foto de archivo / FERRAN NADEU

“Es evidente que la desigualdad se ha incrementado, pero el elemento más relevante es que han cambiado los perfiles de la desigualdad”, empieza por señalar el doctor en Sociología Pau Marí-Klose, nombrado este mismo viernes Alto Comisionado para la Lucha contra la Pobreza Infantil. En los años de la crisis y de la posterior recuperación económica “ha habido una redistribución de la vulnerabilidad”, apunta. Hay colectivos que antes no eran los más vulnerables y que ahora lo son. Y al revés. Y toda esta tendencia ha ido en detrimento de los jóvenes. 

Según Marí-Klose, este “rejuvenecimiento” de la pobreza hace que “los riesgos de exclusión y carencia material se concentren cada vez más en los segmentos de menor edad”. Los hogares que más se empobrecen son los que incluyen jóvenes (afectados por la precariedad laboral) y niños. Aquí, la tasa de pobreza ha pasado del 26,2% en el 2008 al 35,5% en el 2017. Mientras tanto, el colectivo de mayor edad ha visto mejorar su posición relativa gracias a un sistema de pensiones que en España es relativamente más generoso que en otros países de nuestro entorno (su tasa de pobreza ha bajado en 10 puntos, hasta el 16% desde el 2008).

España es el quinto país de la zona euro con mayor porcentaje de personas en riesgo de pobreza o exclusión (el 26,6%) y el de mayor tasa de trabajadores pobres (13,1%). El porcentaje de personas bajo el umbral de pobreza se ha reducido en España en los tres últimos años, pero aún hay 13,4 millones de personas en esta situación, casi dos millones más que en el 2007. 

Los hogares que  más se empobrecen son los que incluyen jóvenes afectados por la precariedad laboral y niños.

La versión mas dura de estos datos se concentra en los niños. En España, la tasa infantil de riesgo de pobreza se acerca al 35%, muy por encima de la media del 27,4% en la Unión Europea. “La tasa de pobreza infantil en España es extraordinariamente y ha crecido de forma dramática a lo largo de la crisis”, denuncia la Comisión Europea al tiempo que reprocha que el país solo dedique el 1,3% de PIB a programas de protección social a la familia, por debajo de la media europea, del 2,4%. “Las ayudas para las familias son bajas y su cobertura insuficiente”, volvió a decir la CE en la recomendaciones a España el pasado mes de mayo.

 Eloisa del Pino, científica titular del Instituto de Políticas y Bienes Públicos del CSIC, abunda en esta tesis. Según Del Pino, la foto de la desigualdad en España no solo se debe a la crisis, sino sobre todo a las peculiaridades de nuestro sistema de protección social. “Y esto nos dice que, o lo solucionamos, o la próxima crisis será aún mucho peor”, advierte.

La mejora de las ayudas a las familias y a la infancia está en el centro del debate, pero también el desarrollo de iniciativas como la renta básica o el ingreso mínimo vital para las personas y hogares sin ningún tipo de ingreso que no logran avanzar en el Congreso de los Diputados.

Temas: Crisis Pobreza