Ir a contenido

Lista de defraudadores

Falciani recuerda que gracias a él se ha investigado a HSBC en 28 países

La Fiscalía española se opone a la entrega porque los hechos son los mismos por los que ya se rechazó la extradición hace cinco años

El Periódico / Agencias

Hervé Falciani.

Hervé Falciani. / EFE

El exempleado del banco HSBC Hervé Falciani ha recordado este martes a los jueces de la Audiencia Nacional que tienen que decidir sobre su posible extradición a Suiza que gracias a él y a que no fue entregado a ese país en 2013 se ha podido investigar a HSBC en 28 países.

El exinformático, reclamado por Suiza para cumplir cinco años de cárcel por filtrar datos bancarios de miles de defraudadores, ha explicado durante la vista de extradición que se ha celebrado en la Audiencia Nacional que lo que este tribunal decidió hace cinco años al rechazar su entrega "permitió la judicialización en múltiples países del caso conocido como HSBC", concretamente en 28, según sus cálculos. 

En la vista, la Fiscalía española se ha opuesto a la entrega alegando que los hechos por los que se le reclama son los mismos que por los que se pedía en el 2013, y que además el delito que cometió no está tipificado en España ya que no se puede encajar en el de revelación de secretos de empresa porque no filtró los datos a particulares.

Agradecido a España 

El exinformático ha alabado la actuación de las autoridades españolas. "Hace cinco años se decidió (rechazar la petición de Suiza) y eso permitió la judicialización en múltiples países del conocido como 'caso HSBC' y por eso, esta corte de la Audiencia Nacional y la Fiscalía Anticorrupción han sido fundamentales en la ayuda a la justicia", ha apuntado antes de incidir en que si el tribunal le hubiese extraditado, "no se habría podido judicializar el caso, porque habría sido solo administrativo".

Falciani se ha expresado así al tomar la palabra ante el tribunal de la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional, que este martes presidía María Riera, en una vista que no ha durado más de 20 minutos y en la que el exinformático ha destacado que "los últimos que se han beneficiado" de la decisión del tribunal que le permitió quedarse en España han sido las autoridades francesas, "que han pactado 300 millones de euros de multa a la banca" y las belgas, que investigan "3.000 millones de dinero del mercado de diamantes".

"Hasta países como Francia tienen que dar las gracias y reconocer lo que se hizo aquí rechazando las alegaciones suizas", ha comentado después en declaraciones a los medios, para destacar además que en un contexto de "guerra económica" global, para defender los intereses económicos de un país, a sus empresas y sus ciudadanos "se tiene que defender a los delatores" porque es su información "la que permite que estos casos no acaben sin consecuencias".

Oposición fiscal

Durante la vista, la fiscal María Sandoval ha expresado su posición contraria a la extradición del exinformático por entender que el caso ya fue juzgado y las razones por las que entonces se denegó siguen vigentes, ya que lo único que ha cambiado es que en aquel momento había sido imputado por la justicia helvética y ahora ya ha sido condenado (cuatro años y 195 días de cárcel).

Según ha detallado, los delitos por los que ha sido allí sentenciado (espionaje económico con agravantes) no tienen equivalencia en el Código Penal. De hecho, que extrajese datos de potenciales delincuentes económicos y los pusiera a disposición de las autoridades judiciales y administrativas, que "no de particulares", "no es constitutivo de delito alguno" en España.

"Lo único que ha habido aquí ha sido una revelación de información a las autoridades judiciales, provinciales y la Hacienda Pública con el fin de reprimir conductas delictivas", ha resumido el abogado de Falciani, Juan Ballarat, quien al término de la vista se mostraba confiado en que prevalezca en la sala el criterio de la Fiscalía y Falciani, tampoco en esta ocasión, sea entregado a Suiza. Espera tener un auto de la sala en un plazo de unos 15 días.

Persecución tenaz

Falciani fue detenido por primera vez en territorio español el 1 de julio del 2012 en Barcelona debido a que pendía sobre él una orden de extradición emitida por Suiza en 2009. Sin embargo, la Audiencia Nacional aceptó la petición de la Fiscalía y rechazó extraditarle en mayo del 2013, al entender que su conducta había consistido en denunciar "actividades sospechosas de ilegalidad" que no debían ser objeto de protección.

Por su parte, Suiza condenó a Falciani en noviembre del 2015 a cuatro años y 195 días de cárcel y una vez la sentencia alcanzó firmeza, sus autoridades emitieron una nueva orden internacional contra él que fue renovada en mayo del 2017 e incorporada al sistema español que gestiona estos procesos en marzo del 2018. El pasado 4 de abril fue detenido en Madrid y puesto en libertad con medidas cautelares para garantizar que estuviese localizable.

Se da la circunstancia de que la orden que motivó la detención de Falciani este año coincidió con la huida a Suiza de Anna Gabriel, la líder de las CUP que había sido llamada a declarar en el Tribunal Supremo en la causa sobre el proceso independentista en Catalunya.

De hecho, el propio Falciani comentó en público esta coincidencia y dijo ante los medios que se sentía en medio de "un juego" de intereses políticos. Pedía al Gobierno de España que dejase a un lado este asunto y rechazase su extradición.

0 Comentarios
cargando