Ir a contenido

compras

Benetton asegura que mantiene su objetivo de controlar Abertis

El grupo familiar italiano afirma que el derrumbe del puente en Génova no afectará sus planes de compra de la concesionaria de autopistasa través de Atlantia

Los escombros del puente que ha colapsado en Génova. 

Los escombros del puente que ha colapsado en Génova.  / ANDREA LEONI

El empresario italiano y fundador del Grupo BenettonGilberto Benetton, socio mayoritario de la concesionaria italiana Atlantia, asegura que el derrumbe de un puente en Génova el pasado 14 de agosto no afectará a la compra de la española Abertis, junto con la constructora ACS.

"Abertis es una operación importantísima para Atlantia y para Italia, una operación que ha sido cerrada y detallada, dirigida por el consejero delegado de Atlantia, Giovanni Castellucci, y proseguirá según lo planificado", afirma este empresario en una entrevista que publica hoy el diario italiano 'Corriere della Sera'.

"La operación de Abertis es el fruto de una voluntad de construir un campeón italiano capaz de competir en el mundo, en las carreteras, aeropuertos y otras infraestructuras", añade. Gilberto Benetton despeja así las dudas de los inversores sobre la continuidad de la compra de Abertis, después de que el Gobierno italiano haya iniciado un proceso para estudiar si revoca las concesiones a la filial de Atlantia, Autostrade per l'Italia, a la que considera responsable del derrumbe del puente Morandi, en Génova, el 14 de agosto y que causó 43 muertos.

Esclarecimiento

Una situación que ha hecho a Atlantia acumular severas caídas en los últimos días y que ha generado dudas sobre la repercusión que puede tener en las acciones futuras del grupo. Garantiza también que tanto Atlantia como Autostrade colaborarán activamente con el Ejecutivo y las autoridades locales, con "total transparencia", para intentar esclarecer las causas que provocaron el hundimiento.

Finalmente, rechaza pronunciarse sobre la hipótesis que ha lanzado el Gobierno de nacionalizar Autostrade y devolverla a manos públicas, igual que estaba antes de su privatización en 1999. Autostrade gestiona actualmente 3.000 kilómetros de red de carreteras en Italia y cuenta con una plantilla de 7.100 empleados.

El ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli, ha sugerido la nacionalización de Autostrade o, incluso, la eliminación de todas las concesiones y recuperar la gestión de las carreteras. La idea, sin embargo, no atrae a los miembros de la Liga, en el Gobierno, como al vicesecretario, Giancarlo Giorgetti, que ha dicho no estar "muy convencido de que la gestión del Estado sea más eficiente" que la privada

Temas: Abertis