Ir a contenido

En Agosto

202.996 cotizantes menos: el peor cierre de verano en diez años

El paro registrado sube el 1,5% en agosto respecto al mes de julio y se sitúa en los 3.182.068 desempleados

Gabriel Ubieto

Colas de desempleados en una oficina del barrio de Arganzuela, en una imagen de archivo.

Colas de desempleados en una oficina del barrio de Arganzuela, en una imagen de archivo. / Agustín Catalán (El Periódico)

El mes de agosto es sinónimo de frenazo en la ocupación en España y el del 2018 no ha sido una excepción. El número de parados registrados en el Servicio Público de Empleo (SEPE) ha aumentado en 47.047 personas, lo que representa un ascenso del 1,5% respecto al mes de julio y sitúa la cifra total de desempleados en 3.182.068 personas.

El cierre de verano del 2018 ha sido especialmente destructivo en términos de empleo, puesto que el número de afiliados a la Seguridad Social ha descendido en 202.996 personas. Una caída del 1,1%, dejando un total de 18.839.814 afiliados, que representa el mayor descenso en cuanto a puestos de trabajo de los últimos diez años. No se vivía en España un fin de la campaña de verano tan destructivo en cuanto a ocupación desde el 2008, cuando se perdieron 244.666 empleos.

No obstante, en términos internauales, es decir, comparando el presente agosto con el del 2017, las cifras tanto de afiliación (+2,9%) como de paro registrado (-5,9%) muestran tendencias positivas.  

El sector servicios, que incluye actividades como la hostelería, ha sido el que más paro ha generado, concentrando el 84,5% del desempleo generado en agosto, es decir, 39.758 personas.

El aumento del paro ha sido unánime en todas las comunidades autónomas y lo ha liderado, en términos absolutos, Catalunya, donde el número de desempleados ha crecido en 11.594 personas (+3,1%). Baleares ha sido el territorio donde más ha aumentado el desempleo en términos relativos, con un ascenso del 3,7%. Por el contrario, la autonomía donde menos ha aumentado el porcentaje de parados ha sido Canarias, con un alza del 0,1%.

El número de contratos firmados ha reflejado el frenazo estival, con un total de 484.160 menos que en julio, lo que representa un descenso del 23,2%. En agosto se rubricaron 1.602.495 contratos, el 90,4% de los cuales fueron de duración temporal, sin variaciones en las predominantes tasas de temporalidad.

Temas: Paro