Ir a contenido

cambios en el comercio

La alimentación se afianza como motor de la franquicia

El modelo de negocio franquiciador se fortalece con la tienda de conveniencia y de proximidad

La convergencia de formatos comerciales aviva la competencia en el sector de la distribución

Eduardo López Alonso

Supermercado 8Establecimiento Suma, del Grupo Miquel.

Supermercado 8Establecimiento Suma, del Grupo Miquel. / ACN / GRUPO MIQUEL

Las cadenas de alimentación en España han apostado por la franquicia para su expansión. El informe 'La Franquicia en España 2018' elaborado por la Asociación Española de Franquiciadores constata que el sector de la alimentación es el que más factura por franquicias, el que más establecimientos abiertos tiene y el que más empleo genera. En la lucha por mantener el crecimiento se está produciendo una creciente convergencia de formatos comerciales. El hipermercado quiere ser también tienda de barrio y 'discount', y las cadenas de supermercados necesitan mayor presencia en los barrios para contrarrestar su ofensiva. 

Tener un rótulo conocido en la entrada y disfrutar de suministros a buen precio son claves para establecer un negocio de éxito y el sector franquiciador percibe claramente esa demanda por parte de los inversores en un negocio tradicionalmente estable como la alimentación. Las grandes cadenas han transformado su modelo y se centran ahora en el pequeño supermercado y la tienda de conveniencia. Dia, Carrefour, Eroski, Alcampo y Condis apuestan por la franquicia para su expansión.

Las firmas franquiciadas de alimentación facturaron el pasado año en España 10.740,3 millones de euros, lo que supuso 624,1 millones más que el año anterior, según los datos de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF). 'La Franquicia en España 2018' revela que el sector alimentario bajo régimen de franquicia tenía un total de 13.997 establecimientos abiertos en el 2017, 1.306 más que en el 2016, y es el que más empleos genera (73.538 ocupados, 6.999 más que el año anterior).

La presidenta de la AEF, Luisa Masuet, considera que el sector "se encuentra en una etapa de crecimiento, después de haber sabido adaptarse a las nuevas demandas, con formatos exprés y más cercanos al cliente final". Por su parte, el director ejecutivo de la AEF, Eduardo Abadía, afirmó que la alimentación "tira claramente del carro de la franquicia en España, lo que refleja su importancia, tanto a nivel nacional como internacional".

Según los datos de Alimarket, el número de tiendas englobadas en el formato supermercado solo aumentó en forma de franquicias (el 2,9%), hasta un total de 7.189 tiendas, con una superficie media de 256 metros cuadrados.

Estrategias de cada cadena

El análisis de las estrategias de cada cadena muestra la apuesta por la tienda de conveniencia o de proximidad. La mayor es Dia, de la mano de su enseña Dia&Go. Son tiendas urbanas, de nuevo aspecto, más elegante y vanguardista, nuevos servicios y surtido en alimentación de cuarta gama (lista para comer). También dispone de tiendas en estaciones de servicio en gasolineras BP. 

Eroski también ve en la franquicia la vía para crecer, por lo que invirtió 13 millones de euros en reforzar su red de franquicias. Las marcas Rapid o Aliprox son un ejemplo de tiendas pequeñas, con horarios de apertura al público más amplios que Caprabo o Eroski. Rapid es un autoservicio abierto de 8 a 23 horas y una ratio de referencias por metro cuadrado elevada (unas 3.600 por establecimiento). 

Carrefour ha modificado en los últimos años su estrategia de expansión a través de la franquicia. De ser el emblema del gran hipermercado ha pasado a impulsar pequeños supermercados en el centro de las poblaciones. Carrefour Express es el emblema de una revolución comercial a pie de calle, Supeco el 'cash and carry' más pequeño, y el Market como el más grande. Los centros 'bio' son otra alternativa de Carrefour, que otras grandes cadenas quieren potenciar. 

Alcampo también se ha dado cuenta que el futuro pasa por el comercio de proximidad y la tienda con amplios horarios. La marca Simply viene a ser el nexo común de diversos tipos de tienda de superficie de venta moderada y que tiene que convivir con la enseña Alcampo Supermercado, llamada a ser la principal.

Otras cadenas también apuestan por la franquicia para su expansión. En Catalunya son especialmente visibles los Condis Express, los Suma o los Coaliment. Todas las tiendas de proximidad suponen el 86% del total de la superficie comercial destinada a productos de alimentación y buena parte de ellas funcionan en régimen de franquicia. 

En cuanto a los puestos de trabajo que genera la franquicia del sector de alimentación, alcanzaban a finales del pasado año 73.538 empleos, frente a los 66.539 del 2016, el 26,3% del total de empleos generados por las franquicias en España.