Ir a contenido

Empleo

Los autónomos han perdido 1.100 euros de poder adquisitivo desde inicios de la crisis

Un informe de la organización ATA constata que los rendimientos netos han crecido entre el 2008 y el 2016 el 3,4%, un ritmo sustancialmente menor al de la inflación

Gabriel Ubieto

Un trabajador autónomo durante su jornada laboral como lampista.

Un trabajador autónomo durante su jornada laboral como lampista. / RICARD CUGAT (El Periódico)

Los trabajadores autónomos españoles han perdido de media 1.100 euros de poder adquisitivo anual entre el 2008 y el 2016, según se deduce de un informe de la organización ATA, que recoge los últimos datos de la Agencia Tributaria. Los rendimientos netos, es decir, los beneficios obtenidos a final de año una vez descontados los gastos, han crecido el 3,4% en dicho periodo, de los 12.008 euros de media a los 12.496 euros. No obstante, teniendo en cuenta la inflación acumulada del 12,5%, según el cálculo del INE, los rendimientos anuales de un trabajador autónomo media debieran ascender a 13.599 euros para no perder poder de compra como consumidores.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, reconoce que los trabajadores por cuenta propia todavía no se han recuperado de los retrocesos experimentados a tal aspecto durante la crisis y lo enmarca en "una pérdida de poder adquisitivo generalizada", también sufrida por los asalariados. No obstante, se muestra optimista con los datos, ya que la Agencia Tributaria les ha avanzado, a falta de cerrar algunos flecos, la continuidad del crecimiento de los rendimientos netos para el 2017. Concretamente con un incremento del 5,3% de media. "Este incremento nos acerca un poco más a los niveles del 2007 [cuando fueron de 13.526 euros] y prevemos que, de mantenerse estos ritmos de crecimiento, los autónomos habrán recuperado el poder adquisitivo previo a la crisis para el 2020", según ha afirmado.

La variación de los rendimientos ha sido al alza, a pesar de ganar peso aquellos trabajadores por cuenta propia con menores beneficios. Si en el 2008 el número de autónomos que ganaba menos de 12.000 euros al año era del 38,4%, ocho años después escaló hasta al 40,6%. Los de entre 12.000 y 30.000 euros han bajado del 32,5% al 29,4% y el peso de los de más de 30.000 euros ha pasado del 27,1% al 22,7%. Aquellos autónomos que registraron pérdidas también han ascendido, del 2% al 7,4%.

Bajan los autónomos por módulos

Otra de las conclusiones que se extraen del informe de ATA es el descenso de los autónomos que tributan por módulos: el año 2016 cerró con 396.528 trabajadores por cuenta propia en dicha modalidad, el 38,7% menos que en el 2008. Amor atribuye dicha bajada a, por un lado, la exención de determinadas actividades a tributar según este sistema y, por el otro, a la eliminación del límite de cotizaciones en determinadas franjas de ingresos.

Si bien el colectivo de autónomos que tributan de manera directa sí que ha recuperado los rendimientos previos al 2008 –no así el poder adquisitivo-, los autónomos que tributan por módulos en el 2016 no habían conseguido ni lo uno, ni lo otro. Sus beneficios en dicho año fueron de 10.393 euros, el 11,8% menores que los 11.623 euros que ganaban de media en el 2008.

0 Comentarios
cargando