Ir a contenido

Reunión de Jakson Hole

Los bancos centrales advierten de que el proteccionismo alienta la subida de tipos

El presidente del Banco Internacional de Pagos expresa su alarma por las crecientes barreras comerciales

Los banqueros advierten de que las medidas de Trump pueden provocar una "tormenta perfecta" en la economía

Rosa María Sánchez

Los presidentes de los bancos centrales de Kansas City, Esther George y de New York, John Williams, conversan con el presidente de la Fed, Jerome Powell, en Jakson Hole.

Los presidentes de los bancos centrales de Kansas City, Esther George y de New York, John Williams, conversan con el presidente de la Fed, Jerome Powell, en Jakson Hole. / Jonathan Crosby / AP

Las medidas de proteccionismo comercial, alentadas por el Gobierno de EEUU, pueden desencadenar una espiral de efectos nocivos para la economía y promover una subida más rápida de los tipos de interés. Esta es la advertencia que el presidente del Banco Internacional de Pagos (BIS, por su sigla en inglés), Agustín Carstens, ha lanzado al presidente de EEUU después de que Donald Trump haya expresado su malestar por la subida de tipos en Estados Unidos que impulsa la Reserva Federal.

El BIS es un organismo internacional en el que están representados 60 bancos centrales de países que suman el 95% del PIB mundial. Su actual presidente, el exgobernador del Banco de Méjico, Agustin Carsten, ha aprovechado su intervención ante la reunión anual con sus colegas en la reserva natural de Jackson Hole (Wyoming, EEUU) para exponer su preocupación por el creciente proteccionismo comercial.

"Las recientes medidas para revertir la globalización y avanzar en el proteccionismo me alarman", ha dicho Carsten. Según ha explicado, la interconexión entre economía real (comercio, crecimiento, precios, empleo y salarios) y la financiera (tipos de interés, tipos de cambio y flujos de capitales) "hacen del problema del proteccionismo una preocupación central para los bancos centrales".

Política monetaria

Dentro de la "tormenta perfecta" que puede desencadenar el proteccionismo, Carsten incluyó el riesgo de una subida más rápida de los tipos de interés en respuesta a la alza de precios que sigue a toda subida de aranceles.

 "Los aranceles pueden subir los precios y eso puede requerir una reacción de la política monetaria a través de un incremento más rápido de los tipos de interés", ha dicho Carstens un día después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, haya desafiado, también en Jackson Hole, las quejas de Trump anunciado que seguirán adelante con las alzas de tipos de interés.

Nadie gana

El Banco Internacional de Pagos ha aprovechado el encuentro económico de Jackson Hole para presentar un estudio elaborado por el organismo sobre los posible efectos que tendría la desaparición del acuerdo de libre comercio entre EEUU, Canadá y México (Nafta) con que amenaza el presidente Trump.

Según este estudio, todos los trabajadores de las diferentes regiones de estos tres países sufrirían pérdidas en el poder adquisitivo de sus salarios. También los de Estados Unidos; tan solo en tres de los 435 estados estudiados las pérdidas salariales se podrían ver compensadas por la mejora del empleo, según las conclusiones de este estudio que señala a Texas, a West Virginia y a Wyoming (donde se ubica Jackson Hole). Solo en estos tres estados los efectos negativos del proteccionismo (precios más altos y daño a las empresas exportadoras) se verían compensados por las mejoras salariales de los trabajadores, que no sufrirían pérdidas de poder adquisitivo pero tampoco ganancias, según el citado estudio.

"En un mundo interconectado por cadenas globales de valor, donde la productividad interna de los países depende de la disponibilidad de imputs importados, la inmensa mayoría de los trabajadores está expuesto a perder con el proteccionismo", concluye el informe del BIS.

Además, el texto cifra en las pérdidas económicas que sufrirían los estados por la desparición del acuerdo Nafta en 37.000 millones de dólares en el caso de Canadá; 22.000 en el de México  y 40.000 en el caso de Estados Unidos. Por el contrario, las pérdidas anuales combinadas equivaldrían a menos de 5.000 millones de dólares si solo aumentaran los aranceles. "En ambos escenarios, la media del poder adquisitivo de los salarios caería en la mayor parte de las regiones del norte de América", remata.

0 Comentarios
cargando