Ir a contenido

Conflictos laborales aeropuertos

Alternativa Sindical mantiene la huelga de vigilantes en Madrid y la extiende a Santander

El portavoz del sindicato alerta sobre la posibilidad de que se una el aeropuerto de Barcelona

La empresa aseguró que no se volvería a reunir con el Comité de Huelga, según los sindicatos

Sara Ledo

Vigilantes en el control de la T1, el día 14.

Vigilantes en el control de la T1, el día 14. / FERRAN NADEU

El sindicato Alternativa Sindical, que representa entre un 20 % y un 30 % del total de los cerca de 900 vigilantes de seguridad contratados por Ilunion en el aeropuerto de Madrid Barajas, ha decidido mantener la huelga convocada del 24 de agosto al 3 de septiembre, entre las 5 y las 14 horas, tras una mediación con la empresa en la que además de no llegar a ningún acuerdo, esta última ha decidido que "no se vuelve a reunir más veces con el Comité de Huelga", según ha explicado a EL PERIÓDICO el portavoz del sindicato, Alberto García.

A la huelga en el aeropuerto de Madrid, también secundada por la Asociación de Vigilantes de Aeropuertos (AVA), se unirán los compañeros del aeropuerto Seve Ballesteros de Santander, según García, porque la gran mayoría (entre el 80% y 90 %) son afiliados de Alternativa sindical. En Barcelona, García confirmó el contacto con algunos compañeros que aunque "de momento se lo están pensando" es "posible" que también se unan.

El conflicto entre vigilantes e Ilunión nace del incumplimiento por parte de esta empresa concesionaria de abonar los pluses de productividad, aeroportuarios y de rotación en los arcos de seguridad de los aeropuertos, lo que supone unos 200 euros menos al mes que los vigilantes no reciben y que reduce sus salarios a alrededor de los 900 euros netos mensuales, según García.

Ilunion, trabajadores y Aena

"El plus aeroportuario y el de rotación son conceptos fijos y la empresa dice que son variables para ganar tiempo, porque dice que tienen un año para pagarlos, pero son fijos, así que los vigilantes deberían haberlos cobrado ya”, explicó García, quien señaló también hacia el operador aeroportuario: "Aena es tan culpable o más que Ilunion porque conoce los pluses que tiene que abonar cada empresa a sus vigilantes y accedió de forma irresponsable a darles el contrato a Ilunion por un precio más barato”, agregó. De hecho, y según García, desde la empresa se aferran a que con el margen de beneficios que tienen no pueden pagar los pluses.  

Estos pagos adicionales fueron establecidos en noviembre en una mesa de trabajo entre el ministerio de Fomento y los sindicatos en la que también se encontraba Aena, quien tiene la potestad de rescindir el contrato con la empresa por incumplimiento, según García, que cita otro acuerdo, firmado en el Instituto Laboral con la anterior concesionaria (Prosegur) que tampoco se cumple y recoge además de los pluses, que toda la plantilla realizaría turnos de trabajo de entre 8 y 9 horas, que tendrían dos fines de semana libres al mes y que les impartirían el curso C2, obligatorio para poder trabajar en las máquinas de rayos X.

Caos en los aeropuertos

Sobre la "preocupación" mostrada por la Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo (ACETA) ante el posible caos que se podría producir en las colas de seguridad del aeropuerto madrileño, García advirtió que no van a permitir que "se cuartee el derecho a la huelga". "Al final alguien tendrá que poner algo de coherencia, porque me imagino que el Gobierno no permitirá que ocurra lo mismo que el año pasado en El Prat, y si tenemos que demandar a Fomento o a Interior lo haremos", concluyó.

0 Comentarios
cargando