Ir a contenido

Inserción laboral

Solo una de cada cuatro empresas catalanas emplea becarios

Un estudio de la Cambra de Comerç de Barcelona insta a las grandes y medianas compañías a aumentar dicho porcentaje

Las habilidades tecnológicas son el punto fuerte de los estudiantes y el inglés su asignatura pendiente

El Periódico

Estudiantes en prácticas en el  Parc de Recerca Biomèdia de la Universitat Pompeu Fabra.

Estudiantes en prácticas en el  Parc de Recerca Biomèdia de la Universitat Pompeu Fabra. / MARINA VILANOVA

Sólo una de cada cuatro empresas catalanas cuenta habitualmente con la figura del becario entre sus plantillas. Así lo constata un estudio elaborado por la Cambra de Comerç de Barcelona y publicado en la Memoria Económica de Catalunya. El dato, concretamente el 24%, proviene de una encuesta a más de 3.300 empresas catalanas y constata que los estudiantes en prácticas catalanes dominan las habiliades tecnológicas y digitales, pero tienen pendiente mejorar su nivel de inglés.

El informe también indica que el 14,2% de las empresas utiliza las bolsas de trabajo universitarias para proveerse de estudiantes y sólo el 8% tiene convenios de colaboración en proyectos de investigación. Así mismo, según el estudio, las competencias mejor valoradas por las empresas contratantes son las tecnológicas digitales. También obtienen una buena valoración las habilidades comunicativas y de expresión oral y escrita.

Otras competencias como el trabajo en equipo, el liderazgo o la capacidad de negociación, así como las habilidades cognitivas, como por ejemplo la resolución de problemas, las habilidades numéricas, o el pensamiento crítico, reciben una nota media por parte de los emprearios. Donde los becarios catalanas tienen una asignatura pendiente es en el conocimiento de lenguas, más concretamente del inglés. 

Concentrados en las grandes empresas

El tamaño de la empresa y el sector de actividad condicionan la probabilidad de encontrar un becario. Hasta el punto que dicha colaboración es más habitual en las empresas de más de 50 trabajadores -casi el 43% colaboran-, y en el sector de la industria -donde lo hacen prácticamente el 40% de las empresas-.

En cambio, en el extremo contrario se sitúan las empresas pequeñas, donde sólo el 9% colabora con las universidades, y las de sectores como la construcción y el comercio, con porcentajes del 20% y el 14%, respectivamente. El tipo de colaboración más habitual entre las empresas y la universidad es la realización de prácticas. Concretamente, el 24% del total de empresas catalanas acoge estudiantes universitarios en prácticas.

El 14,2% de las empresas utiliza las bolsas de trabajo universitarias y sólo el 8% tiene convenios de colaboración en proyectos de investigación. El tipo de colaboración menos habitual es la participación en el diseño de los planes de estudios, una tarea reservada para pocas empresas y habitualmente de gran dimensión.

Recomendaciones

La Cambra de Comerç ha instado a aumentar el porcentaje de empresas que utilizan la figura del becario, sobre todo a las medias y grandes empresas donde este "tendría que ser uno de los objetivos centrales en su compromiso para con la sociedad".

No obstante, la Cambra también ha mandado un recado en su informe a las universidades, a las que emplaza a realizar "medidas para adaptarse mejor a las necesidades del mercado laboral y, entre otros, aumentar las vocaciones tecnológicas, mejorar el nivel de inglés y reducir al máximo las diferencias entre la calidad de la ocupación por ámbitos formativos, haciendo una mayor publicidad de los resultados esperados, tanto en términos de calidad de la ocupación como retributivos".

0 Comentarios
cargando