20 feb 2020

Ir a contenido

EMPRESAS

Atlantia, un coloso mundial de autopistas y aeropuertos en apuros

La firma italiana compró Abertis junto a ACS por 18.200 millones

J. M. Berengueras

Autopista de Atlantia en Italia.

Autopista de Atlantia en Italia. / Stefano Sarti

Atlantia, en boca de todos estos días por ser la encargada del mantenimiento del viaducto que se derrumbó este martes en Génova, es un coloso global de las infraestructuras. En su cartera se encuentran autopistas aeropuertos de todo el mundo, y pugna por convertirse en el mayor gestor de infraestructuras del mundo. De hecho, este mismo año ha adquirido la española Abertis de la mano de ACS, con ese objetivo

Los orígenes de Atlantia están en Autostrade SpA, la concesionaria pública italiana que fue privatizada en 1999. Actualmente, el mayor accionista de la empresa es la familia industrial Benetton, que controla alrededor del 30% de las acciones de la firma. Abertis intentó hace unos años adquirir, sin éxito, Autostrade, y al cabo de unos años la jugada ha sido al revés. 

La empresa es el mayor gestor de autopistas de peaje en Italia, donde cuenta con más de 3.000 kilómetros de autopistas. También tiene activos en BrasilChileIndia Polonia, y gestiona el telepeaje de varias carreteras en Estados Unidos.

Recientemente, ha hecho tándem con el coloso germano-español Hochtief-ACS para comprar por 18.200 millones su competidor español Abertis. Juntas, han creado un gigante del sector con más de 13.600 kilómetros (5.000 de Atlantia y 8.600 de Abertis) de carreteras de peaje en una quincena de países. En marzo, Atlantia también se convirtió en el mayor accionista de getLink (anteriormente Eurotúnel), el grupo que opera el túnel de la Mancha, tras comprar el 15,5% del capital de la empresa por 1.056 millones.

El grupo no solo gestiona autopistas, sino también aeropuertos: cuenta en su cartera con los dos aeropuertos de Roma, Fiumicino Ciampino (47 millones de pasajeros el año pasado), y con tres aeródromos en Francia: NizaCannes y St. Tropez.

Atlantia alcanzó una facturación de 5.973 millones en el 2017, con un beneficio de 1.172 millones.