Ir a contenido

Transporte aéreo

Los pilotos holandeses de Ryanair se suman a la huelga este viernes

España tiene dos conexiones con tripulación holandesa ese día: Eindhoven-Reus y Eindhoven-Valencia

Sara Ledo

Un avión de Ryanair en una imagen de archivo. 

Un avión de Ryanair en una imagen de archivo.  / Regis Duvignau

Ryanair vivirá este viernes una de las peores jornadas de su historia con una huelga a la que suman los pilotos holandeses después de la decisión de sus homólogos de Alemania, Suecia, Bélgica e Irlanda anunciasen paros para ese día y tras la decisión de la compañía de cancelar un total de 400 vuelos con origen o destino esos cuatro países.

Una situación que a España previsiblemente solo le afectará en cuatro vuelos (Eindhoven-Reus y Eindhoven-Valencia de ida y vuelta) de los 18 vuelos que tiene previstos la compañía con origen o destino este país, pues son los únicos con tripulación holandesa de este viernes.

Ryanair ha intentado prohibir el paro holandés a través de los tribunales, incluso antes de que se anunciase la convocatoria de huelga, según denunció este miércoles el sindicato holandés VNV. "La Asociación de Pilotos Holandesa (VNV) está sorprendida y a la vez furiosa sobre este ataque a los derechos laborales holandeses. En ningún otro lugar de Europa Ryanair ha llevado a cabo este tipo de denuncia en los últimos meses", sostuvo el sindicato en un comunicado. 

Es la primera vez que los pilotos holandeses de Ryanair deciden ir a una huelga y lo hacen porque desde hace ocho meses llevan intentando llegar a un acuerdo con la aerolínea irlandesa para conseguir un convenio colectivo que después de muchas reuniones nunca llegó, algo de lo que también se quejan otros colegas europeos como los españoles. Además, también reclaman que la compañía aplique la legislación laboral de su país y no la irlandesa.

Los sindicatos concluyen asegurando que sus peticiones son "modestas": "La Ley holandesa debería ser aplicada, que no haya más falsos autónomos y una paga por enfermedad y pensión suficiente", es lo que piden, tanto ellos como la mayoría de los trabajadores de la compañía en Europa. Y para ello lanzan un lema: #RyanairMUSTChange.