Ir a contenido

resultados semestrales

Bankia advierte que el impuesto a la banca perjudicará su privatización

El banco gana 515 millones hasta junio, lo mismo que un año antes

P. Allendesalazar / Madrid

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia.

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. / MIGUEL LORENZO

Nuevo argumento para la misma queja. El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, se ha sumado este jueves a la protesta unánime de los banqueros contra el impuesto al sector que prepara el Gobierno. Pero lo ha hecho con un enfoque distinto, que además afecta al bolsillo de los contribuyentes: la tasa dificultaría la privatización de la entidad y por lo tanto la recuperación de las ayudas públicas inyectadas. "Cual sea la tasa fiscal de Bankia en el futuro es relevante y afecta al precio de la acción", ha advertido. 

El ejecutivo ha defendido que no se debe gravar de forma excepcional al sector con el argumento de que se le rescató, porque a quien se salvó fue "a los depositantes", ni tampoco con el de que sus beneficios son altos, porque ello "no es cierto". Así, ha recordado que la rentabilidad del sistema financiero (8,3% en el caso de Bankia) está por debajo del coste que debe de pagar por su capital (entre el 9% y el 10%). "No parece que tenga sentido poner un impuesto discriminatorio a la banca porque tiene que ser rentable, que es la antesala de la solvencia. No ser rentable acaba por poner en peligro la solvencia", ha alertado. 

El número dos de la entidad ha asegurado que la caída de la banca en bolsa en lo que va de año se debe en parte a la incertidumbre sobre este nuevo tributo. Y también ha defendido la coherencia de oponerse al impuesto pese a ser una entidad todavía nacionalizada: "Trabajar para crear valor para los accionistas es trabajar para crear valor para los contribuyentes". 

Como dejar de fumar

Sevilla, por otra parte, no ha querido valorar la posibilidad que está encima de la mesa del Gobierno de alargar el plazo de privatización de Bankia más allá del final del 2019 previsto ante la dificultad para recuperar las ayudas por la mala evolución bursátil. Y ello pese a admitir que la previsible subida de tipos en la segunda mitad del próximo año beneficiará a la entidad. "Si la fecha se alarga, lo importante es hacer las cosas bien, buscar un buen momento sobre todo. Que es como dejar de fumar: siempre te parece que mañana es el mejor día", ha sostenido.

El banco se está viendo penalizado por los bajos tipos de interés más que su competencia debido al mayor peso de los activos ligados al euribor en su balance, sobre todo hipotecas. El beneficio ascendió a 515 millones de euros en el primer semestre, apenas el 0,1% más que un año antes. La incorporación del negocio de la absorbida y también pública BMN ha permitido que los márgenes de negocio crezcan en lugar de caer, pero al mismo tiempo han impedido que las provisiones para aforntar pérdidas caigan con más fuerza y contribuyan a la mejora del resultado.

Temas: Bankia

0 Comentarios
cargando