Ir a contenido

MERCADO LABORAL

La reducción del colectivo 'nini' español se estanca

El número de jóvenes que ni estudian ni trabajan baja un 0,03% en el último año

Alicia Gracia

Dos jóvenes descansan en un parque.

Dos jóvenes descansan en un parque. / Domenech Castello

La tasa de abandono escolar temprano en España, que se ha reducido desde el 31,7% en el 2008 al 18,3% en el 2017, ha contribuido a que descienda el número de jóvenes que ni estudian ni trabajan. A pesar de ello, tras 19 trimestres consecutivos de reducción, el número de los denominados ‘ninis’ apenas ha bajado un 0,03% en el último año y el abandono escolar sigue a 7,7 puntos porcentuales de la media de la UE (10,6%). También se encuentra lejos del objetivo de la Unión Europea para el 2020, que establece que la tasa debería situarse por debajo del 10%. Según los últimos datos de Eurostat, el 17% de los jóvenes españoles es ‘nini’, es decir, casi uno de cada cinco. 

Este freno en la reducción del número de ‘ninis’ ha venido motivado, en gran parte, por el incremento los jóvenes que ni estudian ni trabajan pero que tampoco buscan (+3,6% interanual) y el de los varones más jóvenes de entre 16 y 19 años (+2%), así como por la subida de este colectivo en personas de nacionalidad extranjera (+1,5%).

Según un informe presentado este miércoles por la agencia de trabajo temporal Asempleo, la coincidencia temporal entre el abandono educativo temprano y del colectivo ‘ni-ni’ no es casual. La reducción de ambos tiene lugar, precisamente, en un contexto de bajada del paro juvenil y en el que las probabilidades de estos para acceder al empleo son mayores. Prueba de ello es que la tasa de desempleo juvenil cerró en el 2017 en el 38,6%, 16,9 puntos porcentuales por debajo del máximo alcanzado en el 2013, aunque más de 20 puntos por encima de la cifra que representaban en el 2007, antes de que estallara la crisis económica.

Contrato temporal y sector servicios

Así, la incorporación de los jóvenes al mercado laboral es “fundamental”, según Asempleo, para corregir los desequilibrios de este. A pesar de ello, en el primer trimestre del año solo el 0,4% de los jóvenes firmó un contrato indefinido al acceder al mercado laboral, frente al 9,4% que lo hizo con un contrato temporal. El 37% de estas nuevas incorporaciones durante el primer periodo del año se produjeron en los sectores del comercio, la reparación y la hostelería. No obstante, ya se observa una ralentización en estas áreas, que dejan paso a la industria y los servicios profesionales, en los que el 10% y el 7% de los jóvenes, respectivamente, acceden a su primer empleo. 

Como explica Asempleo, la reorientación del mercado laboral hacia sectores alternativos “permitiría corregir desequilibrios entre el nivel formativo y el tipo de ocupación” de los jóvenes, reduciendo la sobrecualificación. De hecho, 63% de los jóvenes que accedieron a su primer empleo en el primer trimestre del 2018 poseían una formación media cuando el 62% de las ocupaciones que desempeñaron requería habilidades básicas. 

Por comunidades autónomas, Cataluña fue la segunda con mayor proporción de ‘ninis’ (9,7%), solo detrás de Andalucía (16,6%) y seguida de la Comunidad de Madrid (5,4%) y la Comunidad Valenciana (8%). En el lado opuesto se encuentran Cantabria (donde no hay ‘ninis’ y Aragón (2,1%), donde la probabilidad de que este colectivo encuentre su primer trabajo ha caído en 6,9 y 11,9 puntos porcentuales, respectivamente, en el último año.

0 Comentarios
cargando