25 y 26 de julio

Ryanair limita el efecto de la huelga de tripulantes de cabina

Sindicatos y compañía no llegan a un acuerdo después de una reunión de diez horas en la Dirección General de Trabajo

Todos los pasajeros afectados por los 400 vuelos cancelados por la compañía han sido reubicados o efectuado el desembolso completo de su billete

Un avión de Ryanair en una imagen de archivo. 

Un avión de Ryanair en una imagen de archivo.  / Regis Duvignau

4
Se lee en minutos
Sara Ledo

Los aeropuertos españoles afrontan este miércoles la primera jornada de huelga convocada por los tripulantes de cabina (TCPs) de Ryanair con el 100 % de los viajeros afectados relocalizados en otros vuelos o efectuado el desembolso pertinente de su billete, tras las 400 cancelaciones de la empresa en España, y el resto de los vuelos (alrededor de 630) garantizados con los servicios mínimos fijados por Fomento. [Sigue las últimas noticias sobre la huelga de Ryanair en directo.]

Ante la convocatoria de huelga por parte de los trabajadores de España, Bélgica y Portugal, la empresa irlandesa anunciaba el pasado miércoles la cancelación de 600 vuelos en estos tres países (400 de ellos en España), menos de 24 horas antes de que Fomento fijase servicios mínimos por los que la compañía debiera garantizar el 59 % de los vuelos a la península y a ciudades extranjeras y el 100 % a las islas, unas medidas tan ajustadas que suponen que, excepto los vuelos cancelados previamente, el resto despegue sin ningún problema.

Una huelga atípica que si bien no afectará de nuevas a prácticamente ningún pasajero tampoco lo hará sobre los tripulantes de cabina, convocantes de la huelga, que han sido llamados por la empresa irlandesa para lo que se conoce en la jerga aérea como imaginarias en los aeropuertos, es decir, a hacer “guardias” en las 13 bases aéreas de las compañía en España.

Algo que supondrá el mayor punto de fricción este miércoles en los aeropuertos porque, según los sindicatos, la empresa ha enviado correos electrónicos a todos los trabajadores obligándoles a acudir a estas con amenazas de “sanción” si no lo hacen, según informó el sindicato USO Sector Aéreo que cuenta con cerca de 250 afiliados tripulantes de cabina de Ryanair de un total de cerca de 1.800.

“Nos ha llegado información de que hay trabajadores a los que les ha llegado un email de que tienen que cubrir esa huelga, cosa que no es cierta, tienen derecho a huelga porque no están notificados como servicios mínimos, se lo hemos dicho a la autoridad laboral y esta le ha dicho a la empresa que tenga cuidado con lo que hace, en caso de que haya alguna sanción tomaríamos las medidas oportunas”, sostuvo el responsable de USO, Ernesto Iglesias, quien también advirtió que los tripulantes en servicios mínimos “no tienen obligación de pasar el servicio a bordo” por lo que los pasajeros se pueden encontrar sin servicio de bar y comida en el avión.

El Ministerio de Fomento ha advertido a la compañía de que habrá inspectores de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) en los distintos aeropuertos para velar por que Ryanair "cumpla según lo establecido" en el reglamento europeo sobre retrasos, cancelaciones y denegaciones de embarque, que protege los derechos de los pasajeros.

En este sentido, y en caso de retraso de más de dos horas, el pasajero tendrá derecho a información y asistencia, y en el caso de que la demora sea de más de 5 horas a reembolso del billete.

Diez horas de reunión

Desde las 11.30 horas y hasta las 22.00, la Dirección General de Trabajo hizo un último esfuerzo por intentar alcanzar un acuerdo entre ambas partes en una reunión tras la que no se consiguió acercar posturas ya que las posiciones son tan dispares como que los trabajadores piden a la compañía que esta se acoja a la legislación española, es decir, que cumplan el Estatuto de los Trabajadores y, en consecuencia, la Ley Orgánica de Libertad Sindical; mientras Ryanair se rige por la legislación irlandesa.  

Trabajo propuso una “transición” que supusiese el cumplimiento paulatino de algunos preceptos básicos del Estatuto de los Trabajadores con el respaldo de los sindicatos a pesar de algunas excepciones obligatorias como “maternidad, lactancia, permiso por boda, Seguridad Social, mutualidad, accidentes de trabajo” y, sin embargo, la empresa rechazó este acuerdo.

Contratos temporales

En la actualidad, según los sindicatos, el 75 % de los tripulantes de cabina de Ryanair en España tiene un contrato temporal renovable cada dos años a través de las agencias Worforce y Crewlin, mientras que el 25 % restante tiene una relación laboral directa con la compañía con un contrato indefinido.

En este sentido, la mayoría de contratos mediante estas agencias no cotizan en España, es decir, no tienen derecho a  Seguridad Social en este país, a excepción de todos aquellos creados a partir del año 2012 (entre los que no se incluyen los que se han ido renovando en cadena porque se renuevan siguiendo el modelo primigenio). Por otra parte, aquellos que fueron creados a partir del 2012 y cotizan en España mantienen una cláusula de que ante un conflicto laboral deberán acudir a la justicia irlandesa, según el sindicato USO.

Noticias relacionadas

Además, la empresa obliga a todos los trabajadores a abrir una cuenta en un banco en Irlanda donde tienen que domiciliar la nómina, es decir, a efectos prácticos su nómina es irlandesa.

“Han consagrado la figura del trabajador eventual hasta el punto de que hay algunos que llevan doce años, eso en España es ilegal, a los tres años tienes que ser fijo”, se quejaba ante los medios la presidenta del sindicato Sitcpla, Monique Duthiers, para quien esta situación “se pervirtió con la crisis” y tras pasarla “la gente ha dicho ‘hasta aquí’”, exponía.