Ir a contenido

EN EL 2017

El salario bruto en España solo subió un 0,1% frente al alza de hasta un 3,7% interanual del IPC

Madrileños (27.221,9 euros brutos/año) y vascos (26.479) son los que más cobran, mientras que canarios (19.154,25) y extremeños (18,445,07) se encuentran en la otra cara de la moneda. La media española se sitúa en 22.807 euros brutos al año.

Industria encabeza la lista de sectores con mejores sueldos de España (27.358,3 euros brutos al año) y Hostelería el peor pagado con prácticamente la mitad (13.688,08 euros)

Jordi Jon Pardo

Los contratos de formación se dirigen en teoría a cualificar a jóvenes con bajo nivel educativo.

Los contratos de formación se dirigen en teoría a cualificar a jóvenes con bajo nivel educativo. / DIOGO LUCATO (Archivo)

El salario bruto anual crece con mucha discreción en España, situándose en los 22.806,9 euros en el 2017, que marca una subida interanual del 0,1%, según la Encuesta Anual de Coste Laboral publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este valor porcentual no puede seguir la escalada del IPC, que subió un punto (+1,1%) por encima de los salarios por culpa de los carburantes ese mismo año. Es decir, los trabajadores perdieron de poder adquisitvo de media 250,9 euros en el 2017.

Casi 10 mil euros separan a Madrid y Extremadura

Los salarios más altos están en Madrid, con 27.221,9 euros al año, seguida de País Vasco, con 26.479 euros. Catalunya está por encima de la media, con 24.140,53 euros. Los salarios más bajos se perciben en Extremadura, con 18,445,07 euros brutos, y Canarias, con 19.154,25 euros.

Los costes para la empresa

Si se tienen en cuenta las subvenciones y deducciones públicas, que ascendieron a 208,8 euros, el coste bruto por trabajador  alcanzó los 30.744,7 euros el año pasado, que crece paralelo al de los salarios, con el avance de una décima porcentual respecto al ejercicio del 2016.

Los costes laborales más altos los registran los centros de trabajo no regulados por convenio y los que se regulan por convenios de empresa.
Según los datos del INE, el sueldo bruto anual de los trabajadores de grandes empresas (200 o más empleados) fue un 52,8% superior al de las empresas más pequeñas (menos de 50 trabajadores), con 28.284 euros en el caso de las primeras, frente a 18.513 euros anuales en el de las segundas. Las medianas empresas (de 50 a 199 trabajadores) pagaron a sus trabajadores una media de 24.437,5 euros en 2017.

Industria y Hostelería, 55 mil euros de diferencia

Por sectores, el industrial registró el mayor coste neto por trabajador en el 2017, con 36.919,6 euros, lo que supone un crecimiento interanual del 0,5%. Los costes no salariales de la industria subieron el año pasado un 0,3%, mientras que los salarios aumentaron un 0,5%, el trabajador industrial percibe 27.358,3 euros al año y encabeza la lista de sectores con mejores sueldos.

El de la construcción experimentó un retroceso del coste neto del 0,6% debido a la caída en un 0,3% de los costes no salariales y del retroceso en un 0,7% del sueldo pagado por este sector, que se situó en 22.108,08 euros anuales.

Mientras que el sector de servicios experimentó un incremento del coste neto por profesional del 0,1%. Ello se explica por el ascenso de los salarios del sector en un 0,1%, hasta los 22.018,1 euros, y por el repunte de los costes no salariales en un 0,2%.

El organismo estadístico observa diferencias "notables" en los costes laborales por trabajador de las distintas actividades, con registros que oscilan entre los 18.845,6 euros anuales brutos de los trabajadores de la hostelería, hasta los más de 74.275 euros por trabajador (una diferencia de 55.429,4 euros) en las secciones de suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado. El trabajador hostelero percibe 13.688,08 euros brutos al año.

De hecho, las actividades de energía, pero también las de finanzas, destacaron por ser las que mayores sueldos y salarios pagaron a sus trabajadores y las que asumieron un mayor coste en beneficios sociales para sus empleados.

Las industrias extractivas y las actividades financieras, por su parte, presentaron los mayores gastos derivados del trabajo y también en indemnizaciones por despido. Por contra, la Administración Pública y las actividades sanitarias tuvieron unos gastos en concepto de despidos "muy inferiores" a la media.

El suministro de energía eléctrica y las actividades financieras son las actividades que más invierten en formación, mientras que hostelería y actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento son las que menos gastan en esta materia.

Costes por comunidades

Por comunidades autónomas, el mayor coste neto por trabajador siguió registrándose en Madrid (36.136,4 euros) y País Vasco (35.551,2 euros), seguidas de Navarra (32.973,6 euros), Catalunya (32.193,6 euros) y Asturias (31.132,3 euros), todas ellas por encima del promedio nacional.
Ya por debajo de la media (30.535,9 euros) se situaron Cantabria (29.218,6 euros), Baleares (29.125,7 euros), Aragón (29.089,1 euros) y La Rioja (28.255,3 euros).

Cierran la lista Comunidad Valenciana (27.539,6 euros), Castilla y León (27.45028 euros), Castilla-La Mancha (27.413,3 euros), Galicia (27.388,1 euros), Andalucía (27.374,2 euros), Murcia (27.108,9 euros), Canarias (25.987,1 euros) y Extremadura (24.745,5 euros).
Según el INE, las mayores indemnizaciones por despido se dieron en Madrid y Cantabria, mientras que los gastos más elevados en beneficios sociales correspondieron a Navarra y País Vasco.

El coste laboral neto subió en 2017 en once comunidades, especialmente en Navarra (+3,6%) y Baleares (+2,2%), y bajó en seis, principalmente en Murcia (-1,9%), Castilla y León (-1,4%) y Extremadura (-1,1%).

0 Comentarios
cargando