Ir a contenido

RELEVO EN UN GIGANTE AUTOMOVILÍSTICO

Fiat nombra al jefe de Jeep nuevo presidente

Mike Manley, de 54, sustituye a Sergio Marchionne artífice de la expansión de la marca italiana

Mike Manley, nuevo presidente de Fiat-Chrysler.

Mike Manley, nuevo presidente de Fiat-Chrysler. / AP / Carlos Osorio

Mike Manley, de 54 años, responsable de la marca Jeep de Fiat, será el sucesor de Sergio Marchione, el consejero delegado de la empresa automovística que debía dejar el cargo en la próxima primavera. Lo han decidido este sábado los accionistas de Fiat Chrysler Automobiles (FCA), después de una convocatoria  urgente del Consejo de dministración, tras una sospechosa prolongación de la estancia de Marchione en una clínica suiza donde fue operado de la espalda.

Manley es un inglés, licenciado en ingeniería, que en el 2009, en plena crisis de la industria automovilística, fue nombrado  jefe de la marca Jeep, cargo que ha ocupado hasta ahora. Jeep y Ram están consideradas las verdaderas joyas de FCA. Cuando Manley se hizo cargo de la industria, esta vendía menos de 340.000 vehículos al año y la mayoría en EEUU. El año pasado vendió 1.400 millones. 

El "general sin miedo"

Con el relevo de Marchione, concluyen 14 años del que llamaban el  "general sin miedo", comenzados tras la muerte de Umberto Agnelli y la práctica desaparición de todos los herederos de la familia turinesa. Pocos creyeron en él, hijo de exilados de Istria, entonces Yugoslavia, pero sobretodo persona ajena al mundo de los coches.

"Fiat saldrá adelante", prometió a los pocos días. Vestía entonces trajes azules, que poco después cambiò por el legendario jersey .Cuando Marchione fue nombrado consejero delegado, Fiat perdía dos millones de euros al día, Bajo su batuta, ha dejado 15.000 millones de beneficios y la industria ha pasado de ser una multinacional italiana a ser global.

Su legado más importante es la compra de Chrylser, entonces en quiebra, lo que dio paso a la creación del grupo FCA (Fiat Chrysler Automoviles). Eran los comienzos de la crisis de 2007, que al año siguiente se extendería a Europa y casi nadie habría dado un duro por el desembarco de Fiat en EEUU. Sin embargo, Marchione convenció primero al Gobierno norteamericano (Barak Obama debía muchos votos electorales a los trabajadores de Detroit), después a los sindicatos y finalmente a los bancos.

La firma sobre el acuerdo final fue a las cinco de la madrugada, prueba del tezan y determinación reconocidos a Marchione, que antes que nada es un licenciado en Flósofía y después en Economía y Derecho. "No sé si la filosofía me han hecho un abogado y consejero delegado mejor, pero me ha abierto los ojos y la mente a otras cosas", dijo un día.

Bajo su dirección Fiat también dejo de construir solo modelos para las clases populares para abrirse  a modelos destinados a las élites. La circunstancia permitió a Marchione-FAC competir con los vehículos de alta gama alemanes. Su último juguete y operación comercial sin precendentes, principalmente en los EEUU, ha sido la Jeep. Durante la entrega del todoterreno a los carabineros de Roma, el pasado junio, fue la última vez que Marchione apareció en público, el 26 de junio, antes de la operación a la espalda.

Marchionne debía renunciar a FCA en abril del próximo año. Pero el ejecutivo de 66 años se sometió recientemente a una cirugía de hombro y ha estado en recuperación. No ha aparecido en público desde el 26 de junio, lo que ha alimentado las especulaciones sobre su salud.

Plan de crecimiento

Marchionne deja FCA después de haber presentado recientemente sel plan quinquenal de crecimiento del grupo que preside. Para uno de los grandes en el sector del automóvil, la electrificación va a jugar un papel importante tras la evolución del 'dieselgate' tanto en la normativa para las marcas como en el subconsciente de los consumidores. La electrificación llega, según explicaba Marchionne, tras considerar "que será necesario adaptarse a las necesidades en cada región, como Europa, donde la legislación contra el diésel está siendo muy rígida. Esto hará los motores diésel más caros y menos interesantes para el consumidor. Por eso tenemos que dar una respuesta acorde con lo que pienso es uno de los mayores desafíos industriales de los próximos años".

Marchionne, que una año atrás descartaba el 'boom' eléctrico, ha tenido que rendirse a la evidencia para mantener el buen rumbo del grupo italo-americano. Es por eso que anunció una inversión de 9.000 millones de euros (10.500 millones de dólares) para electrificar su gama de productos en todas las marcas y renunciar a la gama de productos diésel. 

Temas: Ferrari

0 Comentarios
cargando