Ir a contenido

efectos de la desregulación

Los comerciantes certifican la falta de sentido de las rebajas de verano

La CEC reclama al Gobierno un plan de choque de ayuda a las tiendas de proximidad respaldado por los Presupuestos del Estado

Eduardo López Alonso

Cartel de rebajas.

Cartel de rebajas. / DANNY CAMINAL

Las rebajas ya no son atractivas para los consumidores. La desregulación de los tradicionales periodos de descuentos ha vaciado más de contenido esas fechas que productos en las tiendas. La Confederación Española de Comercio (CEC) describe la situación como de "desconcierto" para consumidores y comerciantes. La competencia de internet, la situación de descuentos crónica y la proliferación de la fórmula 'outlet' o 'discount' han hecho desmerecer el descuento que no supera el 50%. Además el periodo de rebajas no se asocia a una ventaja en términos de ahorro. Según la CEC, "las rebajas han perdido todo su impacto".

La organización patronal constata que "el sector nota los efectos negativos de la falta de un calendario acotado y de las promociones constantes a lo largo de todo el año, que restan impacto a las rebajas", asegura la CEC. Pese a ello, asegura que las ventas en el inicio de la campaña de rebajas de verano están experimentando un leve repunte interanual, aunque motivado principalmente por los malos resultados de ventas en primavera y escasas ventas en el textil. La CEC insiste en la necesidad de activar urgentemente un plan de choque desde el Ministerio, para proteger al comercio de proximidad de desequilibrios competitivos.

Pese a esta situación, la CEC asegura que se están cumpliendo con las expectativas previstas como consecuencia directa de la llegada del buen tiempo, "tras un inicio de temporada especialmente desalentador, particularmente en el textil". 

En cuanto al gasto medio, los comerciantes lo sitúan en torno a los 80 euros por persona. Se observa, aseguran que entre los clientes más jóvenes el gasto en sectores más tradicionales como el textil y el calzado no tienen tanto peso.

El conjunto del comercio coincide en el "desconcierto total" que supone no contar con unos periodos acotados de rebajas. Según el secretario general de la CEC, José Guerrero, "los clientes en muchos casos solo entran en las tiendas para preguntar por productos con descuento o cuándo van a rebajar determinado tipo de artículos", como consecuencia de que las promociones constantes a lo largo de todo el año restan impacto a las tradicionales rebajas de verano e invierno; una situación que no se corregiría cambiando las rebajas de fecha, "sino que la solución pasa por volver a un calendario acotado", considera la CEC.

Desde la Confederación instan al Gobierno a que ponga en marcha un plan de choque, con una aportación directa de los Presupuestos del Estado para apoyar el comercio de proximidad. 

0 Comentarios
cargando