Ir a contenido

transporte aéreo

Vueling deja en tierra a 15.000 pasajeros en un día

La aerolínea atribuye a la tormenta la cancelación de 86 vuelos, 29 de ellos en El Prat

La compañía no podrá reubicar a todos los afectados antes del próximo jueves

Max Jiménez Botías

Imagen de un avión de la aerolínea Vueling despegando del aeropuerto de El Prat de Barcelona.

Imagen de un avión de la aerolínea Vueling despegando del aeropuerto de El Prat de Barcelona. / Danny Caminal (El Periódico)

Un total de 15.000 pasajeros de Vueling (14.300, según confirmó la compañía) se vieron afectados ayer por las cancelaciones que se produjeron en vuelos de esta compañía. La aerolínea atribuyó la situación a la tormenta que dejó paralizado el aeropuerto de Barcelona durante 45 minutos, según ha confirmado la propia aerolínea, aunque fuentes de Aena afirman que en ningún momento se cerraron las instalaciones.

Alrededor de 15.000 pasajeros de Vueling (14.300, según confirmó la compañía) se vieron afectados el lunes por las cancelaciones que se produjeron en vuelos de esta compañía. La aerolínea atribuyó la situación a la tormenta que dejó paralizado el aeropuerto de Barcelona durante 45 minutos, confirmó, aunque fuentes de Aena señalaron que en ningún momento se cerraron las instalaciones. Como consecuencia de la tormenta se produjo reducción de frecuencias a lo largo de la mañana, "por razones de seguridad". 

Pero lo cierto es que la aerolínea acabó cancelando 86 vuelos de su operativa diaria, 29 de ellos, en el aeropuerto de El Prat, donde directamente se vieron afectadas 5.000 personas, que no pudieron volar. Eso sin contar los múltiples retrasos que se registraron durante la jornada. La tormenta se trasladó posteriormente hacia el norte, por lo que se vieron también implicados otros aeropuertos donde opera la aerolínea del grupo IAG. Pero según fuentes aeroportuarias los problemas en barcelona solo produjeron cancelaciones de Vueling, mientras que otras compañías, que sí tuvieron retrasoso, no suspendieron vuelos. Lo que plantea si estamos ante un nuevo 'caso Vueling', como en el 2016 --la aerolínea dejó a muchos pasajeros en tierra por no tener una estructura adecuada a la demanda-- o el problema es la operativa aeroportuaria.

Hacer noche en 1.000 hoteles

La compañía tuvo que contratar plazas en unos 1.000 hoteles, tanto del aérea de Barcelona como de otros lugares desde los que tenían que volar sus pasajeros. La mayor afectación se produjo en El Prat, donde tiene alrededor del 40% de sus operaciones, y es la primera aerolínea en cuanto a la operativa de esa infraestructura. Vueling tiene a diario unos 750 vuelos, lo que significa que más de 100.000 personas viajan en cada jornada con la aerolínea. La afectación del lunes tuvo impacto en alrededor del 10% de sus pasajeros diarios.

Pero el problema aún está lejos de solucionarse, ya que la mayoría de los clientes que no pudieron volar tendrán que hacerlo entre este martes y mañana, miércoles. Se espera que el 78% de los reubicados puedan, viajar en ese periodo. El resto no podrá volar antes del jueves.  

Algunos afectados se ha puesto en contacto con este diario para denunciar que anoche se quedaron en tierra tras cancelarse su vuelo de Londres a Barcelona. En las últimas semanas se han producido muchas quejas de usuarios que denuncian las demorassufridass en sus vuelos, en especial los de Vueling, aunque también de otras compañías, que tienen una presencia mucho más reducida en El Prat.

Impuntualidad en El Prat

La compañía aérea atribuye la mayor parte de las cancelaciones a los retrasos acumulados por la operativa del aeropuerto de Barcelona, que en el mes de junio ha vuelto a ser la infraestructura que acumula más demoras de todos los aeropuertos supervisados por Eurocontrol, como ya ocurrió en el mes de mayo. En ese periodo, los mayores contratiempos sedierono por las huelgas de los controladores del aeropuerto de Marsella y por las condiciones del tiempo. Sin embargo, en junio, no ha habido huelgas en Marsella y las condiciones climáticas han mejorado. Según Eurocontrol una parte significativa de los retrasos son atribuibles a «airport events (circunstancias del aeropuerto)'», según refleja el informe del organismo de control.

En la reunión de la comisión de seguimiento del aeropuerto celebrada en la delegación del Gobierno,con la Generalizat y el Ayuntamiento de Barcelona, no se abordaron los problemas deVuelang. «Esa es una cuestión que debe explicar la compañía», afirmo la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera. Tanto ella, como el 'conseller' de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, y el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Gerardo Pisallero, coincidieron en que al aeropuerto está mejor preparado que en veranos anteriores para hacer frente a contingencias como las ocurridas otros veranos. En el caso de las huelgas del personal de tierra de Ryanair e Iberia, previstaparaa la próxima semana, señalaron que se les requerirá información .