Ir a contenido

FISCALIDAD

CEOE alerta de que subir impuestos a las empresas tendrá "consecuencias muy negativas"

El presidente, Juan Rosell, avisa de que una mayor presión fiscal lastraría la competitividad, la inversión y el empleo

La patronal asegura que las compañías españolas soportan una carga tributaria con un tipo real del 46,9%, seis puntos más que la media europea

Alicia Gracia

El presidente de la CEOE, Juan Rosell.

El presidente de la CEOE, Juan Rosell. / ANGEL DIAZ

Los empresarios no ocultan su preocupación ante los anuncios del Gobierno de Pedro Sánchez de subir los impuestos. El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Juan Rosell, ha alertado este martes de que una mayor presión fiscal “tendría consecuencias muy negativas”, ya que lastraría la competitividad del tejido empresarial español, reduciría las inversiones y podría afectar a los salarios. 

Con los datos del Banco de España, recogidos en el informe ‘Tributación Empresarial’ presentado este martes, la CEOE ha asegurado que las empresas españolas soportan una carga tributaria con un tipo real del 46,9% sobre los beneficios, frente al 40,9% de la media de los países de la Unión Europea (UE). Es decir, incluyendo el efecto de todos los impuestos que inciden sobre las sociedades, la presión fiscal empresarial de España se sitúa seis puntos porcentuales por encima de la media de la UE. “Las empresas españolas pagan en la media de Europa, incluso un poco más”, ha aseverado Rosell, que ha detallado que de esa cifra, el 35,6% corresponde a cotizaciones sociales y el 10,6% al Impuesto de Sociedades. «Si nuestra presión fiscal fuera tan baja como se dice todas las grandes empresas vendrían aquí», ha subrayado. 

En este sentido, el dirigente empresarial ha recordado que las empresas, aparte del Impuesto de Sociedades, también asumen otros como las cotizaciones sociales, el IVA y el IAE, entre otros. Según el citado informe, los ingresos públicos que aportan las compañías en España representan el 30,4% del total, cuando la media de la Eurozona es del 26,2%. 

A la espera de que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, concrete el paquete que prepara para elevar la recaudación tributaria -entre el que suenan nuevos impuestos sobre las empresas tecnológicas, la banca y medioambientales, y una reforma del Impuesto de Sociedades que permita una tributación mínima del 15% sobre los beneficios de las empresas- Rosell ha apuntado que las 15.000 empresas españolas con una facturación de más de 10 millones “aportan el 83% de la recaudación”.

Así, el presidente de la patronal ha dado soluciones alternativas para elevar los ingresos públicos, entre las que ha citado la necesidad de combatir la economía sumergida y luchar contra las "pequeñas bolsas de despilfarro" de la Administración Pública, entre las que ha destacado el absentismo laboral. 

0 Comentarios
cargando