Ir a contenido

tributos

Catalunya, única comunidad que analiza la brecha fiscal

Reino Unido es uno de los países en el que está más implantada la comparación entre lo que se recauda y lo que se debería recaudar

Agustí Sala

Oficinas de la Agència Tributària de Catalunya en el paseo de la Zona Franca de Barcelona.

Oficinas de la Agència Tributària de Catalunya en el paseo de la Zona Franca de Barcelona. / FERRAN SENDRA

Una cosa es la cantidad que se recauda y otra la que debería recaudarse. Eso es el 'tax gap' o brecha fiscal, un instrumento esencial para estimar la elusión y el fraude fiscal. En Catalunya se ha llevado a cabo un estudio de este tipo, pionero en España por parte de una Administración, elaborado por el Institut d'Economia de Barcelona (IEB) y la consultora Everis para la Agència Tributària de Catalunya (ATC).

Una de las conclusiones es que cuatro de cada 10 euros que deberían tributar por el impuesto de la patrimonio en Catalunya no lo hacen en el periodo voluntario. Y esencialemente porque los contribuyentes presentan la declaración pero por un importe inferior al que deberían.

El estudio, en este caso, compara la cantidad que deberían los cuatro tributos cedidos y propios de la Generalitat más importantes y cuánto deberían aportar en el periodo voluntario. Lo dirigió el catedrático de Economía de la Universitat de Barcelona (UB) Alejandro Esteller-Moré, con el objetivo de que la propia ATC emplee la herramienta para calcular el 'tax gap' periódicamente. 

Según este análisis, la brecha fiscal de los impuestos de sucesiones, transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados (ITP y AJD), patrimonio y sobre estancias turísiticas, que suponen el 90% de los ingresos de la administración catalana, se sitúa en el 25,53%, con datos del 2014. Eso significa que uno de cada cuatro euros escapan al fisco catalán, lo que supone una merma de 789,83 millones de euros, antes de que la ATC realizara actuaciones de comprobación e inspección.

La media de la brecha fiscal puede conducir a engaño. Mientras que en sucesiones se sitúa por encima del 40%, en el impuesto sobre estancias turísticas es del 29%. Pero, dentro de este gravamen, en el apartado de viviendas que se alquilan a turistas se dispara hasta hacer que tres de cada cuatro euros escapen del fisco catalán.

Catalunya es la única comunidad autónoma que ha encargado un estudio de este tipo. Reino Unido es uno de los países que lo tiene más desarrollado y donde se estima en un 5,7%, según el último estudio realizado con datos del 2016 y 2017. Hay hasta un total de 12 países de la Unión Europea (UE), que lo realizan de forma global o específicamente para algunos tributos.

0 Comentarios
cargando