Ir a contenido

MEMORIA ECONÓMICA DE CATALUNYA

Torra denuncia la campaña de desprestigio contra Catalunya

Insta al Gobierno de Sánchez a "cumplir los compromisos" y a "mejorar las capacidades fiscales"

El presidente de la Generalitat esgrime que los datos contradicen a los agoreros que apuntaban a una crisis por el 'procés'

Eduardo López Alonso

Quim Torra. 

Quim Torra.  / ACN

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, enarboló este viernes los datos de la buena salud de la economía catalana frente todos aquellos que se apuntaron a "rumores" para "sembrar el miedo" y que "pronosticaban las siete plagas". "Ahora toca desacreditar aquella operación con datos", afirmó Torra ante un par de centenares de empresarios convocados a la presentación de la Memoria Económica de Catalunya que certifica la salida de la crisis con más luces que sombras.

Referencia expresa a Grífols y Seat

Y Torra recurrió a dos empresas amigas, Seat y Grifols, para ensalzar a aquellos empresarios que hicieron oídos sordos a las invitaciones para escapar de la inestabilidad política. "¿Por qué el imaginario colectivo hizo que el 2017 fuese un mal año para Catalunya?" se preguntó Torra. "Ahora con datos, resulta que Catalunya va bien", concluyó el presidente de la Generalitat.

Estrategia de "tierra quemada"

Torra describió como "operación" y "estrategia de tierra quemada", la intención del anterior Gobierno de Mariano Rajoy de sembrar la incertidumbre, "incluso con un decreto para que las empresas se fuesen".

Cumplir los compromisos

En opinión de Torra, Catalunya "va bien" y se detecta entre empresarios y sindicatos que se está "llegando a consensos que serán importantes para que la economía catalana vaya hacia delante", dijo. Con el nuevo Gobierno toca ahora, según Torra, "que cumpla sus compromisos" y "enmendar los déficits crónicos". Todo ello pasa por tener "capacidades fiscales" y todas las "herramientas necesarias para la república catalana".

Guiño a las empresas

"Esta solidez hay que agradecérsela especialmente a ustedes y a sus empresas", dijo Torra, "estamos ante un documento que fija datos incuestionables y vale la pena celebrarlo". Esos datos se resumen en un crecimiento del PIB superior al 3% de manera sostenida en el tiempo, en el que todos los sectores económicos crecen excepto la agricultura y en el que la industra tiene buena salud y las exportaciones aumentan.

Reducción de la dependencia de España

Torra no ocultó en absoluto su intención de que esa mejora de la economía catalana se asiente especialmente en una mayor internacionalización que reduzca las dependencias económicas del resto de España, en alianza con las "empresas amigas". Las ventas dirigidas al mercado español han disminuido su peso en favor de las ventas dirigidas a mercados internacionales (las primeras representan el 35,5% y las segundas el 64,5%). "Somos una pequeña potencia exportadora", se vanaglorió Torra. 

0 Comentarios
cargando