Ir a contenido

sectores

La ocupación en tecnología supera a la del motor en Catalunya

La brecha de género en detrimento de una menor presencia de las mujeres persiste como la principal lacra de un sector productivo en progresión en los últimos años

Guillem Tapia

Vista nocturna de la Torre Glòries (antes Agbar) de Barcelona.

Vista nocturna de la Torre Glòries (antes Agbar) de Barcelona. / JULIO CARBÓ

La décima edición del Barómetro Tecnológico de Catalunya, en el que han participado 1.025 empresas TIC catalanas, ha puesto sobre la mesa algunas de las claves para entender la realidad del sector.

La primera conclusión que se desprende del estudio, elaborado por el Cercle Tecnològic de Catalunya, es que, efectivamente, la economía digital va al alza: el número de personas empleadas ha aumentado un 3,5% en el último año hasta los 111.600 trabajadores -54.039 de los cuales en Barcelona-.

El tejido empresarial ha crecido un 5,5% hasta situarse en las 15.077 firmas y un 54% de las compañías incrementaron su facturación el último año y un 59,5% prevén hacer lo propio en 2018. Otro dato muy simbólico en este sentido es que, según los impulsores del barómetro, el número de puestos de trabajo en el sector TIC ha superado al de los de la industria automovilística en Catalunya.

No obstante, a pesar de estos guarismos positivos, también hay algunos datos preocupantes. Uno de los más llamativos, si bien no es una novedad, es la escasez de mujeres desempeñando labores relacionadas con las nuevas tecnologías. El género femenino tan solo representa un 21% del total de la fuerza laboral en este campo, y esto supone una problemática importante en un sector que, precisamente, va escaso de mano de obra cualificada.

De hecho, el 46% de las empresas encuestadas están preocupadas por el acceso al talento y a esto hay que añadirle la dificultad de retener este talento debido a los salarios más competitivos que se ofrecen en otras ciudades europeas. "Barcelona tiene un gran poder de atracción, pero cuando los trabajadores buscan establecerse con la familia, el salario se convierte en un factor clave en el que Barcelona no es tan competitiva", ha apuntado Jordi William Carnes, presidente del Cercle Tecnològic, durante la presentación del informe. 

Aunque el barómetro hace referencia a toda Catalunya, el peso específico de Barcelona y las ciudades de su entorno es innegable. "Entre el 80% y el 85% de la actividad TIC se concentra en el Área Metropolitana de Barcelona”, ha apuntado William Carnes. Otro de los datos que llaman la atención del informe es que, a pesar del auge del sector TIC, es que el crecimiento de las empresas que desempeñan esta actividad fue moderado. El estudio apunta a que tan solo un 23,4% de las firmas tecnológicas encuestadas aumentaron sus ingresos por encima del 2,5%, lo que significa que la mayoría de empresas se quedaron lejos del crecimiento del 3,4% del global de la economía catalana. 

0 Comentarios
cargando