Ir a contenido

diálogo social

Patronales y sindicatos cierran el nuevo marco de negociación colectiva en Catalunya

Las organizaciones alcanzan un preacuerdo, que será ratificado a lo largo de esta semana por las respectivas cúpulas directivas de Pimec, Foment del Treball, Fepime y CCOO y UGT

Las principales recomendaciones del documento son relativas a la regulación de las empresas multiservicios, la igualdad y perspectiva de género, la flexibilidad y el absentismo

Gabriel Ubieto

Camil Ros y Javier Pacheco, en la manifestación del Primero de Mayo.

Camil Ros y Javier Pacheco, en la manifestación del Primero de Mayo. / FERRAN NADEU

Las organizaciones empresariales y sindicales con mayor representación en Catalunya, PimecFoment del TreballFepime CCOO UGT, han cerrado un preacuerdo sobre las condiciones del nuevo Acuerdo Interprofesional de Catalunya (AIC). El texto consensuado entre ambas partes profundiza en una mejora en la cobertura de los convenios colectivos, recomendaciones en materia de subcontratación y compromisos con políticas en favor de la igualdad de género y los colectivos LGTBI+.

El que será el quinto AIC se convertirá en la nueva guía para los negociadores de convenios colectivos en Catalunya hasta el 2021 y se ha cerrado tras el pacto alcanzado por las cúpulas del conjunto de España de los sindicatos y las patronales sobre el nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), firmado el pasado 5 de julio.  

Limitación a la subcontratación y a las multiservicios

Uno de los capítulos más destacados por las partes de este preacuerdo plasmado en un documento de 62 páginas son las nuevas referencias en materia de subcontratación y relación con las empresas multiservicios. Para estas últimas se parte, como mínimo, del convenio colectivo sectorial.

En cuanto a subcontratación, las empresas se comprometen a facilitar los canales de información con las estructuras de representación de los trabajadores sobre la subcontratación de servicios y actividades de la empresa. Por otro lado, los nuevos convenios sectoriales podrán especificar la conveniencia de la subrogación de plantillas en caso de que una empresa encadene contratos, así como regular la coordinación entre la representación sindical de la empresa principal con las de las subcontratas.  

Más perspectiva y diversidad de género

Otro de los puntos más reformulados respecto al anterior AIC es el capítulo referente a la igualdad de género. En este se subscribe los compromisos adquiridos en el cuarto acuerdo interprofesional, aunque se especifican de manera más extensa y detallada, como muestran los puntos de acceso a la ocupación, clasificación profesional o promoción.

También se incorpora la obligatoriedad explícita de asumir un lenguaje inclusivo, una prevención de riesgos con perspectiva de género y la adopción de las medidas necesarias en la comunicación interna y externa para visibilizar la diversidad sexual. En el plano concreto de los colectivos LGTBI+, se parte de la ley autonómica de no discriminación y se recomienda asumir planes de igualdad transversales en las empresas.

Reforzar el Tribunal Laboral de Catalunya

El preacuerdo refuerza la figura del Tribunal Laboral de Catalunya como instrumento de resolución de conflictos entre las partes e insta a la Generalitat a dotar a dicho organismo de una asignación presupuestaria "específica y suficiente" para asegurar su correcto funcionamiento, ya que las partes prevén un "aumento en la actividad del organismo".

Mayor flexibilidad y control del absentismo

La flexibilidad horaria es otro de los aspectos protagonistas del documento, que a su vez se referencia en los diez puntos recomendados por el Consell de Relacions Laborals en el 2016, que instan a avanzar hacia modelos con mayor presencia de bolsas de horas, cálculos anuales de jornadas más cortas y que tiendan a ser continuadas. En el preacuerdo también se contrapone a la demanda de mayor flexibilidad de las patronales la prevalencia del criterio del trabajador en los descansos compesantorios.   

Las patronales han querido potenciar en este quinto AIC los compromisos para diagnosticar y combatir el absentismo, vertebrados a través de programas conjuntos de reducción, control y valoración, así como una más fluida conexión con el servicio público de salud para los casos justificados.

En materia de la modalidad contractual en la contratación, se insta a reducir la temporalidad, primar por convenio a contratar como indefinidos a aquellos que se encuentren ya en la empresa con una fórmula temporal y a priorizar los contratos indefinidos parciales a los temporales. Las partes también destacan los contratos de relevo como "instrumento apropiado" a impulsar en las reestructuraciones de plantilla.

Asignaturas pendientes

Otra de las propuestas del quinto AIC es la creación de un "Observatorio de la coyuntura económica de la negociación colectiva", uno de los elementos estrellas que ya se presentó exactamente igual en el cuarto acuerdo y que de momento no se ha implementado. Dicho órgano está previsto que asumiera la función de realizar informes "relacionando las diferentes variables clave de los sectores que se consideren oportunas para las partes durante el proceso de negociación".

0 Comentarios
cargando