Ir a contenido

balance anual

Los fondos lideraron la compra de hoteles en España

El volumen de inversión fue de 3.900 millones y las operaciones se concentraron en la costa

Los altos precios en Barcelona y Madrid reducen el número de compraventas en el sector

Max Jiménez Botías

Establecimientos hoteleros en Santa Ponsa (Mallorca)

Establecimientos hoteleros en Santa Ponsa (Mallorca) / DANI CARDONA

El sector hotelero en España registró inversiones por valor de 3.900 millones de euros en el 2017, que en su mayor parte fueron realizada por los grandes fondos internacionales. Pero las compras se centraron en establecimiento vacacionales por delante de los hoteles urbanos en ciudades como Barcelona y Madrid, donde los activos son escasos y muy caros. Esa es la razón por la que en el mercado "comienzan a realizarse ya operaciones de suelo para desarrollar nuevos proyectos, incluso en las zonas costeras", ha destacado Albert Grau, socio de Magma Hospitality Consulting, consultora hotelera que ha presentado este martes su informe anual  sobre la gestión de activos hoteleros en España. 

Durante el pasado ejercicio, Blackstone compró HI Partners, el gestor hotelero del Banc Sabadell por 630 millones de euros; Starwood Capital vendió a London & Regional las 2.070 habitaciones de Starmel por 230 millones de euros: Bay Hotels (Hispania) compró 2.975 habitaciones a Barceló por 1745,4 millones de euros; KKR/Dunas pagó 110 millones de euros a Intertur Hotels por 1.126 habitaciones y HI Partners compró 866 habitaciones de IFA Hoteles por 104 millones de euros. Se trata de algunas de las operaciones realizadas durante este periodo.

Operaciones de compra

Destaca el informe que el 33% de las operaciones de compra se realizaron en las zonas costeras españolas: Baleares (10%), Canarias (7%) y Costa del Sol (7%) concentraron el mayor número de operaciones, otro 9% se realizaron en zonas costeras diferentes. En Madrid, el número de operaciones registradas representaron el 9% de la inversión y Barcelona el 7%. "En Barcelona, aparte de la moratoria que dificulta las operaciones, los precios han alcanzado un nivel elevado, con lo que es difícil ver nuevas operaciones, aunque es posible que antes de que acabe el año se produzcan un par más", ha apuntado Bruno Hallé, socio de la consultora. 

El valor medio de los activos comprados por grupos hoteleros durante el 2017 se movió en un rango de entre 60.000 y 120.000 euros por habitación y año. El 43% de las operaciones se realizaron en esa horquilla. En todo caso, las cadenas hoteleras vendieron más que compraron, ya que, como pone de relieve el estudio, fueron los fondos los principales compradores. Esa situación ha provocado que los contratos de gestión, alquiler y franquicia tengan un mayor protagonismo que el de propiedad por parte de las cadenas  hoteleras. El modelo que se impone es que el grupo hotelero alquila, gestiona o tiene en franquicia, normalmente con marcas blancas, la gestión del hotel y renuncia con más frecuencia a la propiedad en la que, por contra, se encuentran más cómodos los fondos de inversión, cuyo objetivo es rentabilizar el alquiler.

Temas: Hoteles