Ir a contenido

EXPANSIÓN

Las multinacionales eligen Barcelona para abrir centros tecnológicos mundiales

Una docena de empresas internacionales han anunciado en loque va de año su implantación

El menor coste de las oficinas y los salarios, la disponibilidad de talento y el ecosistema local, atraen a las multinaciones

Josep M. Berengueras

La Torre Glòries, de noche, en Barcelona.

La Torre Glòries, de noche, en Barcelona. / FERRAN NADEU

Si a finales del 2017 el mensaje era de que la economía catalana se había parado por el ‘procés’, en los primeros seis meses del 2018 grandes empresas han asegurado, a través de los hechos, que están más pendientes de su desarrollo tecnológico que no de la situación política. Firmas como MicrosoftFacebook (a través de CCC), SiemensAllianzMedia Markt o Lidl han anunciado la apertura en el área metropolitana de Barcelona de instalaciones tecnológicas, a un ritmo que duplica el número de anuncios realizados en años anteriores.

En lo que va de año, al menos una docena de empresas tecnológicas mundiales han anunciado públicamente sus planes de inversión en Catalunya. Algunas instalarán grandes centros de atención al cliente; otras estudios de desarrollo de software, e incluso otro grupo abrirá su sede para la expansión europea. "Se está convirtiendo en un círculo virtuoso. Nuevas inversiones llaman a futuras inversiones, y las multinacionales están viendo que instalarse en Barcelona es su mejor opción por muchos motivos", asegura el consejero delegado de Acció, la agencia para la competitividad de la empresa de la Generalitat de Catalunya.

La lista

Facebook abrirá (a través de CCC) en la Torre Glòries un centro de moderación de contenidos (500 empleos) y Microsoft, un laboratorio de cuántica (60). Siemens ha establecido en Cornellà un nuevo centro de innovación, y Allianz ha elegido Barcelona para desarrollar servicios tecnológicos. Lidl empleará a 250 personas en un centro de servicios de comercio electrónico, y Media Markt abrirá un 'hub' de desarrollo tecnológico (20 empleos). El banco ‘on line’ N26 establecerá en Barcelona un equipo de desarrollo (100 empleos), y la empresa argentina de satélites Satellogic abrirá en la ciudad su sede europea (100 empleos). Chartboost (fundada por dos catalanes en San Francisco) instalará un equipo de ingeniería en Barcelona, y la australiana Moodle (software para el sector educativo) creará 40 empleos en la ciudad. También, la norteamericana Scoot (‘motosharing’) ha abierto en  Barcelona (30 empleos), y Nestlé ha anunciado que trasladará parte de su equipo tecnológico a Barcelona. Los anuncios realizados hasta la fecha suman más de 1.100 empleos, y se suman a las apuestas del 2017: AmazonIGG, Vente Privee, Roche...

Varios son los factores que hacen atractiva la región. "Estas organizaciones, para hacer un movimiento de este estilo, analizan a fondo la situación. Los ránkings indican que el ecosistema de Barcelona ahora mismo se sitúa entre los 5 primeros de Europa y las compañías que apuestan por él saben que es un ecosistema consolidado en el que pueden encontrar talento, startups con las que colaborar, etc", destaca Miquel Martí, consejero delegado de Barcelona Tech City. Un informe del fondo Atomico sitúa Barcelona como la tercera ciudad preferida por los emprendedores para crear start-ups y en la cuarta posición en el ranking de los 10 hubs de la UE tecnológicos por número de startups. En el mismo informe, Barcelona ocupa el quinto lugar en el ránking de ciudades europeas por inversión recibida.

"Estamos en la salida de la crisis y eso se nota. Además, Barcelona ha sumado enteros con el éxito del Mobile World Congress, que lo ha puesto en el epicentro del escaparate mundial de la economía digital", destaca por su parte Xavier Monzó, presidente de la asociación 22@ Network. "Además, Barcelona es el hábitat perfecto para instalarse. Tienen buen clima, buen nivel de vida, diversidad empresarial, tejido de start-ups, universidades, instituciones públicas y privadas implicadas, talento local y capacidad de atracción de talento foráneo", agrega.

El talento

El talento, de hecho, es uno de los requisitos indispensables para confirmar esas inversiones. "Si las empresas vienen es porque se está haciendo un ‘push’ muy importante por parte de la instituciones y porque saben que, además de encontrar lo que buscan, a nivel de costes les sale a cuenta", destaca Estel Alsina, responsable de captación de talento de TalentRepublic. "El coste de las oficinas aquí es menor que en otras ciudades europeas, y los salarios que se pagan son más bajos”, agrega. "Pero que los salarios sean más bajos no implica menos oportunidades de captar talento: muchos profesionales están dispuestos a mudarse a Barcelona porque el coste de la vida aquí es menor", comenta Alsina. La consultora Boston Consulting sitúa Barcelona como la cuarta ciudad del mundo más deseada para trabajar en el 2018.

La llegada de multinacionales no preocupa a las start-ups. "En realidad no son competencia, sino oportunidad. La mayoría de empleados de las ‘start-ups’ no sueñan con trabajar en una multinacional, sino con la libertad de la ‘start-up’", resume Alsina. Lo que sí que puede haber es una "falta de talento formado", de ahí que se vaya a otros países a buscar ciertos profesionales. "Traer talento no es negativo. No se quitan puestos de trabajo a los locales, sino que no hay suficiente oferta de gente preparada. Las universidades están trabajando para cubrir esa demanda", completa.

El ‘boom’ de anuncios de la primera mitad del año, además, continuará durante los próximos meses. "Las previsiones son muy buenas. La captación de interesadas puede tardar desde meses a más de tres años. Seguimos identificando oportunidades, y hay muchas empresas de base tecnológica con interés en expandirse", concluye Romero.

0 Comentarios
cargando