Ir a contenido

NUEVO PARO

El personal de tierra de Iberia convoca 4 días de huelga en Barcelona en julio y agosto

Pararán los días 27 y 28 de julio y 3 y 4 de agosto

El paro afectará al 60% de las compañías queoperan en El Prat, entre ellas Vueling, Level o American Airlines, entre otras

Josep M. Berengueras

Colas en el control de maletas en la Terminal 1 de El Prat

Colas en el control de maletas en la Terminal 1 de El Prat / ELISENDA PONS

Nueva amenaza de huelga que puede afectar seriamente las vacaciones de los ciudadanos. El comité de empresa de Iberia Barcelona ha convocado huelga para los días 27 y 28 de julio y 3 y 4 de agosto para denunciar la situación de "sobrecarga de trabajo" que sufre la plantilla y los "incumplimientos sistemáticos" de los acuerdos alcanzados con los sindicatos. El paro afectará a las aerolíneas a las que da servicio Iberia, como es Vueling, la líder en El Prat; LevelAmerican AirlinesAir ChinaTurkish Airlines, Latam Airlines Avianca, entre otras.

A la huelga, que ya ha sido registrada ante el Departament de Treball, están llamados todos los trabajadores de tierra de la compañía en el aeropuerto de El Prat, entre ellos los empleados de los mostradores de facturación, de carga descarga de equipaje o los responsables del mantenimiento de las aeronaves, según ha indicado el portavoz de UGT en Iberia Barcelona, Omar Minguillón. En total, son más de 2.000 personas las llamadas al paro.

Los trabajadores del 'hub' de Barcelona, uno de los más importantes del grupo IAG, al que pertenece Iberia, sostienen que la actual plantilla es insuficiente para cubrir las necesidades reales del servicio y emplazan a la compañía a retomar el diálogo para buscar una solución a los problemas de este colectivo.

UGT, el sindicato mayoritario en el comité de Iberia Barcelona, ya había denunciado con anterioridad la situación de los trabajadores, y de hecho había convocado varios días de huelga durante la Navidad pasada. El paro, finalmente, fue desconvocado. "Convocamos el paro las pasadas Navidades para denunciar la situación y avisar de que se tomasen medidas de cara a la temporada fuerte. La empresa nos prometió negociar, abrir el melón del convenio para estudiar soluciones, y nosotros decidimos anular los paros por esa promesa. Pero estamos en julio y no ha habido ningún avance, todo son excusas. Lo que pedimos es negociar de una vez en serio", afirma Minguillón a este diario.

Denuncia

UGT asegura que los empleados siguen esperando un plan industrial para su aeropuerto que contemple la contratación necesaria que solucione el exceso de trabajo al que está sometida la plantilla.

Según este sindicato, los principales problemas de Iberia Barcelona son la falta de contratación estable, la necesidad de incrementar la plantilla eventual, que ya es del 40%, el uso "indiscriminado" de la figura de las horas extra de obligado cumplimiento y la necesidad de adquirir un compromiso de la disminución de días de presencia para la próxima temporada.

"Desgraciadamente, hasta el día de hoy los trabajadores sólo hemos recibido negativas de forma sistemática por parte de la dirección a la hora de abordar estos problemas que repercuten en el buen funcionamiento de la operativa y en las relaciones laborales en este aeropuerto, así como en el trato que reciben los clientes y pasajeros", asegura UGT.

La central advierte que los problemas en Barcelona se agravarán durante la época estival, cuando se produce un crecimiento exponencial de las operaciones de Vueling, compañía que también forma parte de IAG y cuya plantilla está "saturada" para poder ofrecer el servicio en óptimas condiciones. El 60% de los pasajeros de la instalación usan servicios de Iberia, por lo que son los que potencialmente pueden verse afectados.

Otras huelgas

El paro del personal de Iberia en Barcelona se sumará al de los tripulantes de cabina de Ryanair, que el jueves convocaron paros en España y otros países de Europa el 25 y el 26 de julio. El Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) ha citado el próximo martes a la 'low cost' y a los sindicatos USO y Sitcpla para escuchar a las partes y buscar un acuerdo.

Los pilotos de la compañía de bajo coste en Irlanda están también convocados a una huelga de 24 horas el 12 de julio.

Además, la instalación vive pendiente de las posible huelgas de controladores que puedan declararse en Marsella, un conflicto laboral que ya causó numerosas demoras en la primera mitad del año.