Ir a contenido

Los abogados rechazan la prórroga de los juzgados especiales para cláusulas suelo

Consideran que las 30.000 demandas presentadas en Catalunya bloquean las cuatro dependencias judiciales habilitadas para tramitar las denuncias

Max Jiménez Botías

Imagen de archivo de Julio Naveira,  presidente del Consell de lAdvocacia.

Imagen de archivo de Julio Naveira,  presidente del Consell de lAdvocacia. / CONSELL DE L'ADVOCACIA

El Consell de l'Advocacia Catalana (CAC), que representa los catorce colegios de abogados de Catalunya, ha puesto de manifiesto en un comunicado su rechazo a la prórroga por seis meses más de los juzgados únicos provinciales para resolver las demandas por cláusulas suelo y otras reclamaciones por gastos financieros derivados de la formalización de hipotecas. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado prorrogar hasta el 31 de diciembre de 2018 el plan de urgencia que prevé que la resolución de estas demandas continúen centralizadas en solo cuatro juzgados provinciales --en el caso de Catalunya el Juzgado de Primera instancia número 50 Barcelona, ​​el Juzgado de Primera instancia número 8 de Tarragona, el Juzgado de Primera instancia número 6 de Lleida y el Juzgado de Primera instancia número 3 de Girona-, "circunstancia que está obligando a muchos ciudadanos a desplazarse para defender sus derechos ante los tribunales", destaca el comunicado.

 Ante las 30.482 demandas presentadas hasta el primer semestre de 2018 en los cuatro juzgados catalanes especializados en materia hipotecaria, la abogacía catalana alerta de la saturación de estos juzgados y reclama el acercamiento de la justicia a la ciudadanía. "Este Plan perjudica los intereses de los afectados, ya que dificulta el acceso a la justicia de la ciudadanía, que debe desplazarse y destinar unos recursos económicos y de tiempo, circunstancia que puede generar un efecto disuasorio a la hora de reclamar sus derechos ", ha manifetado el presidente del CAC, Julio J. Naveira.

Bloqueo de los juzgados

El Plan del CGPJ, aprobado el pasado mes de mayo del 2017, consistió en la especialización de un total de 54 juzgados de primera instancia en España -uno por cada provincia - que se pusieron en marcha el 1 de junio de 2017 y que desde entonces tramitan todos los asuntos referidos a cláusulas suelo y otras reclamaciones por gastos financieros derivados de la formalización de hipotecas.

A finales de diciembre del 2017 y ante la situación de colapso de estos juzgados, el CGPJ decidió reforzar el número de jueces dedicados a resolver estos asuntos, pero esta circunstancia, a criterio de los abogados, no es suficiente ni la adecuada para resolver la gran cantidad de asuntos que se acumulan en estos juzgados especializados. "La solución pasa por repartir estos asuntos entre los juzgados de primera instancia de todos los partidos judiciales", destacan.

Según Naveira ,"bajo la excusa de una pretendida especialización están perjudicando gravemente los intereses de los afectados ya que, aparte de las dificultades ocasionadas por los desplazamientos, el colapso judicial está retrasando mucho la resolución de estos asuntos".

Perjuicios creados

El presidente de los abogados catalanes se muestra totalmente "sorprendido" por el hecho de que el CGPJ haya prorrogado por seis meses más este plan "con el informe favorable del Ministerio de Justicia, ante los enormes perjuicios creados a los perjudicados por esta problemática" y se muestra convencido que "si estos asuntos se repartieran entre todos los juzgados de los diferentes partidos judiciales, no solo se dictarían muchas más resoluciones sino que, además, los afectados evitarían los perjuicios personales y económicos derivados de la necesidad de desplazarse a las capitales de cada provincia ".

 

0 Comentarios
cargando