Ir a contenido

pymes catalanas

Fepime reclama la supresión del SOC o su reforma integral

La patronal advierte de la "preocupante" falta de mano de obra cualificada que el servicio de empleo público no soluciona

Las empresas de hasta 50 trabajadores son las que concentran casi el 70% de la contratación indefinida

Eduardo López Alonso

César Sánchez y Maria Helena de Felipe. 

César Sánchez y Maria Helena de Felipe. 

La Federació de la Petita i Mitjana Empresa de Catalunya (Fepime) reclamó este miércoles la transformación radical o la eliminación del Servei d'Ocupació de Catalunya (SOC) ante su "total inutilidad". La presidenta de Fepime, Maria Helena de Felipe, aseguró que ya ha trasladado esta drástica petición al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y que éste reaccionó con un "tomo nota". "Como agencia de colocación, el SOC no sirve para nada. Las empresas tienen otras vías para buscar personal y no se cubren las necesidades formativas que requieren las empresas. Se hacen los mismos cursos que hace 10 años y no sirven para nada", dijo De Felipe. El secretario general de Fepime, César Sánchez, añadió que "las políticas de ocupación activas están alejadas de las necesidades de formación de las empresas". 

SOC inútil

De Felipe enfatizó el consenso de todas las patronales sobre la falta de utilidad del SOC y destacó que en las pymes catalanas actualmente la mayor preocupación es actualmente la falta de mano de obra cualificada. La presidenta de Fepime y el secretario general de la organización, César Sánchez, han avanzado que plantearán la necesidad de reformar el SOC al 'conseller' de Treball, Chakir El Homrani, en un encuentro que todavía tienen pendiente.

Preocupación creciente

"No hemos hecho los deberes ni la Administración ni las empresas y el resultado es que faltan empleados para tareas básicas en un contexto de creciente digitalización", explicó De Felipe, y como resultado "la influencia de la mano de obra en la futura marcha del negocio es una preocupación generalizada entre las pymes". El informe sobre la situación económica y laboral de las pymes catalanas presentado este miércoles alerta de que la preocupación por la falta de mano de obra adecuada se ha ido incrementando en los últimos años y afecta ya al desarrollo de las empresas. Desde el 2014, la influencia de la calidad del personal en el desarrollo del negocio se ha duplicado en las empresas de 10 a 49 trabajadores, pasando del 11,30% en el 2014 a cerca del 25% en el 2017.

Pymes, empleo estable

Fepime destacó que las pequeñas y medianas empresas, que suponen más del 90% del tejido empresarial (unas 600.000) , crearon el pasado año los puestos de trabajo más estables. En torno al 70% de los contratos indefinidos los hacen las empresas con hasta 50 trabajadores. Sin embargo, las patronales consideran que la Administración diseña buena parte de las medidas de apoyo para las grandes empresas.

Brecha digital

Esa situación de falta de ayudas a las pymes es especialmente detectable en la brecha digital que se está abriendo entre empresas según su tamaño. El uso de las nuevas tecnologías es del 3,43% en el caso de las microempresas (hasta 10 trabajadores), muy lejos del 73,03% de las grandes empresas. Pese a ello, no se han habilitado planes efectivos suficientes para ayudar a las empresas más pequeñas a sumarse con éxito a la renovación tecnológica. También son las empresas de mayor tamaño las que utilizan más el comercio electrónico: el 22,85% de las que tienen más de 250 trabajadores vendieron por internet en el 2017, frente al 5,81% de las pequeñas y al 15,14% de las medianas.

Reforma de contratos y autónomos

De Felipe reclamó por ello, la reforma de los contratos de aprendizaje y formación y eludir un incremento de la presión fiscal para las empresas. "Hay que tomar medidas para facilitar la vida de los autónomos", añadió la presidenta de Fepime, al considerar que esta figura puede ser fundamental y deben aplicarse medidas que otorguen ayudas a los autónomos al menos durante los primeros tres años de su actividad profesional. 

De Felipe se ha mostrado contraria a la derogación del contrato de emprendedores que aprobó el PP en el 2012 y que ahora quiere eliminar el nuevo ejecutivo de Pedro Sánchez, al considerar que ha sido útil y que solo requiere alguna modificación. "Este contrato costó arrancar, pero en junio se hicieron ya 26.000 contratos en España con esta modalidad. Ha tenido éxito. No creo que se tenga que derogar", dijo De Felipe.

Temas: Patronal

0 Comentarios
cargando