Ir a contenido

Fiscalidad local

Madrileños, toledanos y barceloneses soportan la mayor carga fiscal local

Las cuatro capitales catalanas, entre las ocho con más impuestos locales per cápita

Rosa María Sánchez

Ada Colau y Manuela Carmena en un desayuno informativo en Madrid el pasado 11 de junio.

Ada Colau y Manuela Carmena en un desayuno informativo en Madrid el pasado 11 de junio. / JOSE LUIS ROCA

Madrid, Toledo Barcelona son los ayuntamientos con mayores ingresos tributarios por habitantes. En la capital que preside Manuela Carmena, la recaudación media por tributos locales por habitante prevista en el 2018 es de 744,2 euros. La cifra se eleva a 927,9 euros si se incluyen las tasas municipales.

En el  ayuntamiento barcelonés que gobierna Ada Colau los ingresos tributarios medios se sitúan en 822 euros (655 euros si se excluyen las tasas municipales). Entre medias de ambas urbes, el ayuntamiento de una pequeña capital como Toledo (unos 83.000 habitantes), figura como la tercera del país con mayor carga fiscal por habitante, con una media de 847 euros por ciudadano (597,7 euros de impuestos locales y 249,2 euros de tasas municipales)

Panorama de fiscalidad

En estos casos, la carga fiscal media por habitante se sitúa por encima de la media de 677,7 euros del conjunto de las capitales de provincia del país, según el estudio "Panorama de la Fiscalidad Local 2018" que ha presentado este martes el Registro de Economistas Asesores Fiscales (Reaf), del Consejo General de Economistas. 

El minucioso informe, coordinado por María José Portillo, incluye el panorama de los diferentes impuestos locales detallados en cada una de las capitales. Los datos tienen en cuenta los ingresos presupuestados para el 2018 por los impuestos sobre bienes inmuebles (IBI), vehículos (IVTM), plusvalías (IIVTNU), actividades económicas (IAE), construcciones y obras (ICIO) y tasas municipales

La mayor recaudación por habitante de unas capitales frente a otras no corresponde en todos los casos a la existencia de tipos fiscales más altos. Las bases imponibles más elevadas que, con carácter general, se dan en las mayores capitales del país -por la elevada valoración de los inmuebles y la mayor actividad económica- condiciona en gran medida la mayor carga fiscal media sobre sus ciudadanos, según ha advertido el presidente del Consejo de Economistas, Valentí Pich. 

En los ayuntamientos más pequeños, la mayor recaudación por habitante sí tiene un vínculo más claro con la existencia de unos tipos impositivos más elevados.

Las cuatro capitales catalanas

Las cuatro capitales catalanas se sitúan entre las ocho con mayor carga fiscal por habitante. A Barcelona (822 euros) le sigue Tarragona (798,9 euros) y Girona (774,6 euros) en los puestos cuarto y quinto. Lleida (761,3 euros por habitante) ocupa la octava posición, por detrás de otras dos pequeñas capitales como Burgos (773,5) y Segovia (770,9 euros).

Por debajo de la recaudación fiscal media por habitante se sitúan ayuntamientos como Málaga (512,2 euros), Sevilla (591,2), Valencia (531,9 euros) o Zaragoza (624 euros), entre las capitales de más de 500.000 habitantes. La carga más baja se da en Santa Cruz de Tenerife (383,7), Melilla (355,6) y Ceuta (281,4). 

Tarragona, el IBI más elevado

El impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) aporta el 28% de los ingresos municipales. Entre las capitales, su tipo más bajo se localiza en Toledo (0,446%  sobre el valor catastral) y el más elevado, en Tarragona (0,953%)

El Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) más elevado se localiza en capitales como Barcelona, Madrid, Zaragoga o Cuenca.

En relación al impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (IVTM) las diferencias entre las capitales no parecen muy elevadas, si bien el Reaf constata la existencia de pequeños municipios (fuera del objeto de este estudio) con ínfimos tipos de este impuesto que actúan como "paraíso fiscal" para la domiciliación de empresas con una flota abundante de vehículos

Respecto al impuesto sobre plusvalías urbanas, los autores del informe subrayan el hecho de que las capitales de provincia han seguido presupuestando elevadas cantidades de recaudación por este impuesto, a pesar de que el tributo está a la espera de una reforma tras la sentencia del Constitucional que anuló parte de su ley reguladora.

0 Comentarios
cargando